Ley aprobada otorgará viviendas para las familias agrícolas de California

Ley aprobada otorgará viviendas para las familias agrícolas de California
Rivas junto a un grupo de campesinos y Dolores Huerta.
Foto: UFW

Campesinos y activistas celebran que el gobernador Gavin Newsom haya incluido la AB 1783 para convertirla en ley, el domingo pasado, durante sus acciones finales de la temporada legislativa de 2019. La AB 1783 mejor conocida como la Ley de Vivienda para Trabajadores Agrícolas de 2019 alienta a la construcción de viviendas para las familias campesinas de California.

También impide que los productores utilicen fondos estatales de los contribuyentes para expandir el programa de trabajadores agrícolas invitados con visas H-2A que con frecuencia reemplazan a los trabajadores agrícolas estadounidenses.

La ley AB 1783 fue escrita por el asambleísta Robert Rivas (D-Hollister) y patrocinada por la United Farm Workers y la Fundación UFW.

Diana Tellefson Torres, directora ejecutiva de la Fundación UFW, dijo que la propuesta de ley inicialmente fue introducida en enero de este año y contó con la completa abogacía y apoyo de los más afectados, los campesinos, así como de la activista Dolores Huerta y el candidato a presidente Julián Castro, entre otros.

“De por si ya es difícil encontrar viviendas en California y con esta ley se van a poder construir viviendas no solo para los trabajadores del campo pero también para sus familias”, dijo Torres. “Ya no van a ser estilo cuartel donde no hay espacio para mujeres y niños”.

Torres dijo que desde que se presentó la propuesta de ley los campesinos y activistas estuvieron haciendo cabildeo y en abril se presentaron en Sacramento para ponerle una cara a la gran necesidad de aprobar esta ley.

En abril, los campesinos miembros de la UFW Foundation abogaron por la AB 1783 en Sacramento. (UFW Foundation)

Con la ley AB 1783 también se hará más fácil el proceso administrativo para construir las viviendas.

Muchos campos agrícolas tienen tierras excedentes que podrían usarse para construir viviendas seguras para los trabajadores agrícolas. Pero la tierra necesita una rezonificación, que a menudo es bloqueada por comunidades que se resisten a la vivienda de los trabajadores agrícolas.

La nueva ley creará un proceso simplificado donde las viviendas para trabajadores agrícolas en terrenos destinados a usos agrícolas solo estarían sujetas a un proceso de aprobación ministerial y no requerirían permisos de uso condicional si cumple con ciertos estándares y objetivos de calidad.

Sin prioridades a la H-2A

La Visa H-2A es otorgada a trabajadores del campo que califican para el programa agrícola temporal. Esta visa permite traer a trabajadores extranjeros para evitar una “escasez” de campesinos a nivel local e impedir la contratación de inmigrantes indocumentados en los campos de forma temporal o estacional.

Sin embargo, la AB 1783 impedirá que se construyan viviendas utilizando el dinero de los contribuyentes para alojar a los trabajadores federales invitados del programa agrícola H-2A.

“Los reclutadores de trabajadores invitados H-2A a menudo excluyen explícitamente a las mujeres, más del 95% de los trabajadores H-2A en los campos de California son hombres y la construcción de viviendas para trabajadores H-2A a menudo consiste en estructuras estilo barracas solo para hombres”, indicó Torres. “Este proyecto de ley apoya viviendas de calidad decente para familias de trabajadores agrícolas”.

También eliminaría gradualmente los fondos y el apoyo del estado en forma de subvenciones, préstamos, créditos fiscales o saneamientos de los costos de la tierra para crear viviendas bajo el programa H-2A. Todo esto con el objetivo de oportunidad de empleo a los campesinos locales antes que a los extranjeros.

Al crear las viviendas familiares también se evitará el maltrato a los campesinos. Torres dijo que cuando los empleadores les ofrecen vivienda en sus terrenos a los trabajadores, esto causa abusos y explotación. Los trabajadores invitados se encuentran en peores situaciones al ser abusados por sus empleadores que controlan sus comidas, vivienda, transporte y estado migratorio.

“Eso es darle demasiado poder al empleador porque si el trabajador quiere quejarse no puede ya que tiene miedo a perder su vivienda”, dijo Torres.

La presidenta de UFW Teresa Romero dijo que aunque la política federal ha tratado de separar a las familias de trabajadores agrícolas inmigrantes y ha discriminado a las mujeres, la AB 1783 apoyará a las familias de los trabajadores agrícolas para que permanezcan juntas y apoyará a las mujeres a que trabajen en los campos.

“Los trabajadores agrícolas agradecen al asambleísta Rivas, la Legislatura de California y el gobernador Newsom por dar este importante paso para llevar las viviendas de los trabajadores agrícolas al siglo 21”, enfatizó Romero.

Se espera que las viviendas comiencen a estar disponibles dentro de uno o dos años pero aún se desconoce cuantos campesinos podrían ser beneficiados en el estado.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos