Él Awards: Dr. Eliscer Guzmán-Director del Instituto de Cardiología de Bienestar y Prevención- Montefiore

Historias de latinos destacados 2019
Él Awards: Dr. Eliscer Guzmán-Director del Instituto de Cardiología de Bienestar y Prevención- Montefiore
Foto: Cortesía

El doctor Eliscer Guzmán se crió en República Dominicana en el seno de una familia extremadamente pobre. Su abuela paterna estuvo a cargo de él y de otros once primos, todos vástagos de los tres hijos de la señora.

“Comíamos carne cuando mucho dos veces al año”, dijo el doctor, quien se desempeña como cardiólogo en el prestigioso Hospital Montefiore de Nueva York, y donde también es director del Instituto de Cardiología de Bienestar y Prevención. “En las pascuas y en alguna otra ocasión importante”.

Pero detrás de la historia de éxito de este renombrado especialista del corazón, hay una larga lista de tropiezos y obstáculos que pudo superar solo por su feroz deseo de convertirse en doctor. Su gran impulsora fue su abuela, quien pudo ver en él el gran talento que tenía para los estudios.

“Quizá me veía tan flaquito, porque estaba tan desnutrido, que pensó que yo no iba a servir para los trabajos duros”, dijo. “Ella fue la que quizá vio que yo tenía futuro como estudiante”.

Sin un peso en la bolsa pero lleno de ilusiones y esperanza, el doctor viajó solo de su natal Arroyo Seco a Santo Domingo luego de haber terminado el bachillerato. Ingresó a la Universidad Pedro Henríquez Ureña gracias a una beca que obtuvo luego de que tuviera una calificación muy alta en su examen de admisión. Se graduó como médico en 1973 con excelentes notas.

Sin embargo, los sueños del doctor Guzmán estaban muy lejos de terminar. Su meta era estudiar una especialidad en Estados Unidos, a donde viajó con una visa de turista. En 1985 pudo obtener su certificación como médico y en 1989 recibió la certificación de la junta de Medicina Cardiovascular.

Además de su afiliación al Montefiore, el doctor ejerce en otros hospitales del área, como Mount Sinai Hospital, Mount Sinai West y Mount Sinai St. Luke’s Hospitals.

A sus 69 años, el doctor Guzmán es un ávido atleta que corre cuatro millas al menos cuatro días a la semana –”porque es la mejor medicina para el corazón”–, y participa en actividades educativas para la prevención y tratamiento de la diabetes, una epidemia entre la comunidad latina.