El Awards: Philip Ramos- Asambleísta del Distrito 6 de Nueva York

Historias de latinos destacados 2019
El Awards: Philip  Ramos- Asambleísta del Distrito 6 de Nueva York
Foto: Cortesía

Philip Ramos no buscó la política. La política lo buscó a él.

Este asambleísta del Distrito 6 del estado de Nueva York ya tiene una carrera de 18 años en el cabildo, puesto que ganó luego de una feroz contienda contra un candidato anglosajón. Actualmente, como líder mayoritario de los diputados, tiene como una de sus funciones negociar con el gobernador los presupuestos para el estado.

En otras palabras, Ramos es uno de los funcionarios latinos con más poder en el gobierno de Nueva York.

Sin embargo, nada de lo que tiene llegó fácil a su vida. Todo inició cuando su padre le recomendó entrar al departamento de policía, algo que el asambleísta aceptó a regañadientes.

“Estaba frustrado porque no estaba ganando buen dinero en un hospital, y mi papá me dijo, ‘¿por qué no te haces agente de policía?’, y le dije que sabía que iba a odiar ese trabajo por las cosas que vi cuando era más chico. Usando la lógica, mi papá me dijo, ‘Bueno, odias tu trabajo ahora, ¿por qué no odiar tu trabajo y ganar buen dinero?'”.

Ramos tenía buenas notas, así que no le costó trabajo ingresar a la academia, pero solo para comprobar que muchas de las percepciones que tenía sobre la policía eran bien fundadas.

“Fue una carrera difícil no por estar en las calles, sino porque empecé a ver las violaciones a los derechos humanos que vi cuando era más chico, solo que ahora era tras bambalinas, y eso no me gustó”, dijo.

Ramos comenzó a alzar la voz cuando, por ejemplo, se pretendía que la policía indagara el estatus migratorio de las personas que detenía.

“Eso significaba que yo, que soy ciudadano estadounidense porque soy puertorriqueño, tenía que comprobar que era estadounidense”, dijo.

La tensión llegó a tal grado que él, junto con otros policías latinos, presentaron una demanda de grupo contra la corporación. Pero aunque ganaron la batalla, nunca se cumplió a cabalidad el decreto de consentimiento.

Justo cuando Ramos estaba por retirarse por sus veinte años de servicio, recibió una llamada de un líder demócrata que le ofreció participar en la contienda por el puesto en la asamblea.

“Ser policía me preparó para esto”, dijo. “Por eso ahora mi trabajo es empoderar a otros […] despertar a esas comunidades de color en todo Long Island; ese es el gran logro del que estoy orgulloso”.

 

______