Soldados en la frontera sur tienen amplios permisos para disparar a migrantes en autos en movimiento

Una guía del Pentágono autoriza a los militares a abrir fuego en la frontera

Soldados en la frontera sur tienen amplios permisos para disparar a migrantes en autos en movimiento
Cerrar la frontera sur ha sido la gran promesa de Trump desde la campaña presidencial
Foto: Getty Images

Documentos del Pentágono han revelado que, contrario a lo que se pensaba, los militares desplegados en la frontera sur tienen permisos más amplios para utilizar la fuerza letal, incluyendo la opción de dispararles a los migrantes en vehículos en movimiento.

La guía confirma que “se puede disparar con armas contra un vehículo o embarcación en movimiento cuando las fuerzas del Departamento de Estado crean (…) que representa una amenaza inminente de muerte”.

Los reportes se emitieron tres días después de que el nuevo secretario de Defensa de Trump, Mark T. Esper, ocupara el cargo en julio, reportó la página web de la revista Newsweek, quien obtuvo el informe.

Estos documentos, que ofrecen una guía legal, formaban parte de las operaciones del US Army North, la instancia principal encargada de supervisar la misión del Pentágono en la frontera sur entre Estados Unidos y México, en donde hay cerca de 5,500 militares estadounidenses.

El despliegue de soldados activos y reservistas de la Guardia Nacional en la frontera se produjo por decisión de Trump para hacerle frente a la llegada de miles de migrantes de Centroamérica que partieron de sus países a finales del 2018 con la esperanza de llegar a suelo estadounidense y solicitar asilo.

Finalmente la orden habría llegado en noviembre del año pasado después de que se reportaran varios incidentes violentos, aunque los enfrentamientos podrían haber sido entre solicitantes de asilo y la policía de México en su frontera con Guatemala.

Algunos oficiales han estado exentos durante meses de cumplir una norma que indica que los miembros del ejército “no tendrían contacto con los migrantes” durante el tiempo que durara el operativo en la frontera, previsto inicialmente por 90 días.

Sin embargo, la misión se ha extendido en repetidas ocasiones hasta el final del año fiscal (30 de septiembre de 2020) y la regla para no estar en contacto con los peticionarios de asilo concluye el 15 de noviembre.

Algunos expertos como Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional en la Unión de Libertades Civiles (ACLU), señalan que los permisos para utilizar la fuerza letal son “increíblemente peligrosos” y le dan al ejército la libertad de violar “la carta de las prohibiciones de Posse Comitatus, lo que daña a los civiles y pone en peligro legal el servicio militar”, explicó.

La ley Posse Comitatus fue aprobada en 1878 y es un estatuto federal que restringe la capacidad del gobierno de utilizar al ejército estadounidense como fuerza policial, por lo que a los soldados no se les permitía detener a inmigrantes como lo hacen los agentes fronterizos.

La mayor parte de ellos está colocando barreras de alambre de púas y construyendo tiendas de campaña para ellos y para la Patrulla Fronteriza, reportó NBC en noviembre de 2018.

Chris Mitchell, teniente coronel del Ejército, le dijo a Newsweek que, si bien el Departamento de Defensa estaba preparado para “proteger a los oficiales de la Patrulla fronteriza” siguiendo la normativa, nunca se les pidió que dispararan a vehículos en movimiento.

Muchas instancias del país encargadas de hacer cumplir las leyes prohíben a los oficiales disparar a los vehículos con excepción de ciertas circunstancias. Sin embargo, esta medida se ha generalizado durante los últimos años.

Entre enero de 2015 y mayo de 2017, la policía mató en tiroteos a más de 190 personas en todo el país que estaban dentro de vehículos en movimiento al momento de los disparos, según una base de datos del diario The Washington Post.

David Lapan, un exoficial de la Marina dijo que todos los planes que se han ejecutado en la frontera han estado bajo escrutinio por la delicada situación que existe.

El uso de militares en la frontera que probablemente sirvieron en las guerras en Irak o Afganistán, donde tuvieron que enfrentarse a vehículos armados con explosivos y tenían autorización para disparar, resulta peligroso porque las condiciones son extremadamente diferentes, según Lapan.

“Ahora, potencialmente tienen fuerzas en servicio activo a las que se les ha dado la autoridad para atacar vehículos en movimiento. ¿Todavía tienen la mentalidad que tenían cuando estaban en Irak o Afganistán?”, cuestionó.

La orientación legal que se aprobó en el documento obtenido por Newsweek y que provenía directamente de la Oficina Oval permitía “actividades tradicionales de aplicación de la ley civil, como arresto, registro e incautación en relación con la aplicación de las leyes” y designaba al secretario de Defensa como la persona encargada de retirar a las fuerzas estadounidenses de los puertos de entrada cuando consultara con el fiscal general y el secretario de Seguridad Nacional.

La llegada de migrantes se ha reducido considerablemente en las últimas semanas, después de que Trump amenazara a México con imponerle aranceles a los productos mexicanos si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no actuaba en consecuencia.


Pelosi publica un documento que explica por qué Trump “traicionó el juramento de su cargo”

Exsecretaria de DHS confiesa que no se arrepiente de separar familias. Pero hay algo de lo que sí

Policías organizaban redadas a narcotraficantes para robarles dinero y drogas. Así lo hacían