Cómo quitar una abolladura de tu auto tú mismo con agua caliente

Acaba con el dolor de cabeza que te causa una abolladura gracias al poder del agua caliente

Cómo quitar una abolladura de tu auto tú mismo con agua caliente
Foto: shutterstock

Has salido del trabajo y al acercarte a tu auto notas que hay una abolladura en la parte delantera de la carrocería, como si alguien se hubiese apoyado fuerte sobre ella.

Lo incómodo es no saber qué pasó realmente, y sentirte indignado. Pero ya no hay más que hacer sino reparar este daño, y aquí te tenemos la solución.

Aplicando un cambio brusco de temperatura sobre la abolladura, el metal de la carrocería se contraerá y podrás lograr que este desperfecto salga de un salto como si fuese el corcho de una botella de champaña.

¿Cómo lograrlo?

Utiliza una cocina de gas portátil y una olla mediana para calentar el agua. Coloca a hervir cierta cantidad, que sirva para empapar toda la abolladura.

Al mismo tiempo, en otro recipiente con la misma cantidad de agua, agrega suficiente hielo que pueda enfriar este líquido más rápido que un refrigerador.

Un truco para que el hielo no se derrita y el agua se ponga más fría es agregar sal por encima. Deja que enfríe por un poco más de 6 minutos.

abolladura auto
Foto: Shutterstock

Ahora, a la tarea. Cuando el agua esté hirviendo llévala con cuidado hasta la abolladura (sin apurar tanto porque puedes quemarte) y viértela lentamente hasta cubrir toda la zona que rodea este desperfecto.

Luego, rápidamente vierte el agua fría en el mismo lugar, con la misma velocidad que echaste el agua caliente: lentamente. Mientras más caliente y más fría estén ambas aguas, más rápido saldrá la abolladura.

Incluso en algunos casos notarás cómo la carrocería salta cuando estás echando la segunda agua, por el cambio de temperatura. Sino, al terminar puedes dar unos golpecitos alrededor para que salga.

Esto lo puedes repetir cuantas veces desees sin temor a dañar el coche ni la pintura. Así que si aún queda algo de la abolladura, repite el procedimiento y de seguro ya estará listo.

Este buen truco también sirve sobre plásticos, como el parachoques. Piensa en que mientras más puedas reparar tu auto en casa, más ahorrarás en talleres y mecánicos especializados.

En este video que nos sirvió como fuente de inspiración, podrás ver paso a paso como realizar todo el proceso.