Era vocera de Pete Wilson, pero se oponía a la Proposición 187

Rosario Marín advirtió al Partido Republicano que la medida afectaría al partido en California; aunque defiende el trabajo de su exjefe
Era vocera de Pete Wilson, pero se oponía a la Proposición 187
En 1994 Pete Wilson visitó el diario La Opinión antes de expresar su apoyo a la Proposición 187.
Foto: Gerardo López

Desde hace más de dos décadas la republicana Rosario Marín ha sido reconocida por su labor como exconcejal y exalcaldesa de la ciudad de Huntington Park y por convertirse en la cuarta tesorera latina de Estados Unidos.

Pero su nombre también ha sido ampliamente relacionado con la Proposición 187—la cual intentaba criminalizar a los inmigrantes sin documentos—ya que en ese tiempo ella trabajaba como portavoz del gobernador Pete Wilson para la comunidad latina.

“Tuve cuatro posiciones de 1992 a 1998”, contó Marín durante una entrevista a La Opinión. “Estaba trabajando con el gobernador en su reelección y aunque apoyaba su reelección, yo estaba en contra de la 187”.

Portada del diario un día después de la victoria del gobernador Pete Wilson. (Archivo)

Optando por ser republicana

Marín es nativa de la ciudad de México y llegó a Estados Unidos junto a su familia cuando tenía 14 años. Su padre obtuvo visas para la familia que le permitió entrar legalmente y establecerse en la ciudad de Huntington Park, al sureste de Los Ángeles.

En 1984 se hizo ciudadana, pero tenía poco conocimiento de la política de Estados Unidos. Así que cuando llegó el momento de registrarse para votar desconocía la diferencia de los dos partidos políticos más importantes.

“Yo trabajaba en City National Bank y me acuerdo que mi jefe iba pasando y le pedí una recomendación [para registrarme] y él me dijo ‘Republican, honey! Republican.’ (¡Republicana, querida! Republicana.)”, recordó Marín.

Ese mismo año Ronald Reagan fue reelegido como presidente y Marín pudo votar por primera vez y lo hizo por él. Su admiración aumentó con cada presentación que Reagan hacia a las comunidades.

“Yo sentía que me hablaba a mí, que me iba a dar la oportunidad de mejorar en este país”, dijo Marín.

Rosario Marin fue exvocera del gobernador Pete Wilson. (Archivo)

  En contra de la 187

Marín recuerda que desde que comenzó a salir la propaganda para aprobar la Proposición 187, que prohibía ofrecer educación y servicios de salud a los indocumentados, a ella la asociaban con la medida sin importar su oposición.

“En ese tiempo no tenía ni un amigo. Los demócratas me decían, ‘¿cómo puedes estar a favor de su reelección [de Wilson]? Y los republicanos me decían, ¿cómo puedes estar en contra de la 187”, recordó Marín. “Y yo les decía a los republicanos que esas políticas racistas solo permitirían que perdamos puestos en el gobierno”.

No obstante, Marín si favorecía completamente la reelección de Pete Wilson.

“Yo estuve dentro de la administración [Wilson] y puedo refutar claramente las cosas buenas y malas”, contó Marín.

Entre las cosas buenas que ella encontró en el gobernador fue el apoyo que ofreció a las personas con discapacidades, algo que para Marín era un tema primordial ya que tiene un hijo con síndrome de Down. Otra fue la economía.

“Cuando [Wilson] llegó como gobernador, California tenía un déficit de 14 mil millones de dólares, en un presupuesto de 44 mil millones y cuando se fue lo dejó con un superávit de 9 mil millones”, explicó la ex tesorera.

Para fortuna de muchos, la Proposición 187 fue derrocada en una corte federal por ser considerada inconstitucional.

Wilson visita Huntington Park

Marín dijo que pese a haberse ganado el rencor de ambos partidos políticos, ella seguía enfocada en su papel como miembro del ayuntamiento de Huntington Park. En su esfuerzo por eliminar las pandillas de su ciudad, Marín logró llevar al gobernador Wilson en 1996 para que hiciera algo.

“En aquel tiempo [la periodista], Alicia Alarcón tenía un programa de radio y yo le decía, ‘La 187 no ha asesinado a nadie, pero las pandillas si lo han hecho’”, recalcó Marín recordando la historia de una niña de 11 años que fue asesinada frente a su casa y murió en manos de su padre.

“Y yo decía, si el gobernador puede hacer algo, prefiero que venga y ayude a mis niños que se están muriendo”, recordó Marín.

Su intervención logró que el gobernador diera dos helicópteros para que patrullaran por aire las calles de Huntington Park los fines de semana.

“Teníamos un piloto en la policía de Huntington Park que llegaba desde las 7 de la noche del viernes hasta el domingo. Los pandilleros terminando huyendo de Huntington Park”, recalcó Marín.

La, ahora conferencista, culminó su término en el ayuntamiento en el 2001 tras ser nominada tesorera de Estados Unidos bajo la administración de George W. Bush.

En contra de Trump

Pese a ser republicana, Marín ha sido muy clara al oponerse a las políticas de Trump, de las cuales varias son muy similares a lo que proponía la Proposición 187.

“La 187 fue inconstitucional, yo siempre hablaba fuertemente que no nos iba a ayudar [a los republicanos] y se vio cuando los republicanos perdimos grandemente en California”, dijo Marín. “Ahora sería más fácil encontrar un unicornio que un republicano de alto rango en California”.

Marín aseguró que las políticas anti-inmigrantes solo dividen a las comunidades.

“Tenemos 800 mil nuevos votantes latinos cada año y no podemos esperar que voten por [los republicanos] cuando ofendemos a sus familiares, a sus abuelos, tíos, y a sus padres”, aseguró Marín.