Salmonella en Estados Unidos: aprende a cocinar y almacenar la carne molida para no correr riesgos

No coma carne molida cruda o poco cocida y siga al pie las recomendaciones para evitar infección
Salmonella en Estados Unidos: aprende a cocinar y almacenar la carne molida para no correr riesgos
Foto: Pxhere

Luego de que autoridades sanitarias y de agricultura en Estados Unidos reportaran que en seis estados hay existencia de un brote de infecciones por Salmonella Dublin relacionadas con la carne molida de res, es necesario tomar en cuenta las recomendaciones de manejo y cocción de dicha carne.

La carne molida cruda y poco cocida puede contener gérmenes que pueden enfermarlo y contaminar las áreas donde se preparan los alimentos.

Es importante destacar que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades no recomiendan que los consumidores dejen de comer carne de res molida bien cocida, o que los minoristas dejen de vender carne molida de res. Sin embargo, se deben atender ciertas medidas.

No coma carne molida cruda o poco cocida.

Crédito: Aga Maszota/Pixabay

COCIDA HASTA EL CENTRO

Manipule la carne molida con cuidado y cocínela bien para evitar la intoxicación alimentaria.

Cocine la carne molida a una temperatura interna de 160 ° F.

Use un termómetro para alimentos para asegurarse de que la carne haya alcanzado esta temperatura interna segura.

No se puede saber si la carne se cocina de manera segura al mirarla.

Para hamburguesas, inserte el termómetro a través del lado de la empanada hasta que llegue al centro.

Coloque el termómetro en la parte más gruesa de la carne para otros artículos.

Pida que las hamburguesas y mezclas de carne molida se cocinen a una temperatura interna de 160 ° F cuando ordene en un restaurante.

Crédito: Pxhere

HIGIENE

Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos después de tocar carne cruda.

Lave los artículos que entraron en contacto con carne molida cruda, como encimeras, utensilios, platos y tablas de cortar, con agua caliente y jabón o en un lavavajillas.

Crédito: Rewrite27/Pixabay

SOBRE LA SALMONELLA

La mayoría de las personas infectadas con Salmonella desarrollan diarrea, fiebre y calambres abdominales entre 12 y 72 horas después de la infección.

La enfermedad generalmente dura de 4 a 7 días, y la mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento.

En algunos casos, la diarrea puede ser tan grave que el paciente necesita ser hospitalizado. En estos pacientes, la infección por Salmonella puede extenderse desde los intestinos al torrente sanguíneo y luego a otros sitios del cuerpo.

En estos casos, Salmonella puede causar la muerte a menos que la persona sea tratada con antibióticos de inmediato.

Fuente:

CDC