Embarazada y con problemas mentales, su familia suplicó ayuda pero no pudieron evitar la tragedia

Es importante ofrecer tratamiento médico adecuado a cada caso y, aun estando embarazada, Jessica necesitaba atención especial por sus enfermedades mentales
Embarazada y con problemas mentales, su familia suplicó ayuda pero no pudieron evitar la tragedia
Foto: pixabay

Howard Pitre recuerda lo feliz que le hizo recibir la noticia de que su hija de 24 años, Jessica, le iba a hacer abuelo.

Pero la alegría inicial duró poco. Jessica, diagnosticada con trastorno bipolar, trastorno de estrés postraumático, ansiedad social y esquizofrenia, tuvo que dejar su medicación para que no dañara a su bebé nonato.

“Le daban arrebatos violentos. Escuchaba voces las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Se quedaba parada, caminaba por el patio y ponía auriculares y simplemente escuchaba música para ahogar las voces en su cabeza “, cuenta el padre de Jessica, Howard Pitre, a WCNC.

Pero todo fue a más. Comenzó a cortarse y se volvió paranoica.

“Estaba hablando de cómo los federales irían a buscarla. Me van a quitar a mi bebé'”, recuerda su abuela, Susan Pitre.

Howard rogó y suplicó a los médicos que la enviaran a un hospital, pero le dijeron que no había ninguno para tratar a una futura madre con problemas mentales.

Tristemente, el pasadol 22 de octubre, Trey, el hermano autista de Jessica, la encontró ahorcada en el baño.

Ahora la familia más unida que nunca, comparte su historia para evitar que otros sufran una pérdida similar, dolorosa e insoportable.

“Es complicado encontrar un lugar para alguien que está embarazada en un centro psiquiátrico“, explicó el médico forense de St. Tammany, Dr. Chuck Preston.

Pero según informa, hay muchos médicos, hospitales, salas de emergencias y familias que no conocen esta información importante: hay seis centros de internación mental en Luisiana que aceptan mujeres embarazadas.

“Todo eso se basa en si tienen una cama disponible, y hay tantas camas para todos, y tanta necesidad de ellas”, dijo el Dr. Preston.

La familia decidió querer saber el género del bebé al realizar la autopsia. Iba a ser un niño, Liam Joseph, que ahora está enterrado con su madre.