¿Cuáles son las 3 bebidas que te ayudan a bajar o mantener tu peso?

Evite las bebidas azucaradas como los refrescos, las bebidas deportivas y las bebidas energéticas

¿Cuáles son las 3 bebidas que te ayudan a bajar o mantener tu peso?
Foto: Pxhere

Actualmente hay una enorme variedad de bebidas que se ofrecen en el mercado no solo para cumplir la función de mantenernos hidratados, sino para dar placer al gusto.

Debemos tener cuidado con las bebidas azucaradas que incluyen gaseosas, bebidas deportivas y bebidas energéticas, pues tienen una fuerte dosis de calorías innecesarias que el cuerpo puede tener dificultades para regular.

Por otra parte, aunque las bebidas “dietéticas” se ofrezcan sin calorías, no las hace las más saludables.

Te decimos cuáles son las 3 bebidas que son saludables y no tienen endulcorantes añadidos:

Agua (simple)

Es la bebida perfecta sin calorías para calmar la sed y rehidratar su cuerpo.

El agua ayuda a restaurar los líquidos perdidos a través del metabolismo, la respiración, la sudoración y la eliminación de desechos. Ayuda a evitar el sobrecalentamiento, lubrica las articulaciones y los tejidos, mantiene la piel sana y es necesaria para una digestión adecuada.

Cuánto beber

Uno de los dichos más familiares es beber 8 vasos al día, pero esto puede no ser apropiado para todas las personas.

La ingesta adecuada para un hombre sano es de 13 tazas, mientras que 9 tazas para una mujer sana, de acuerdo a la Academia Nacional de Medicina.

Se pueden necesitar mayores cantidades para aquellos que están físicamente activos o expuestos a climas muy cálidos.

Es posible que se necesiten cantidades más bajas para las personas con tamaños corporales más pequeños. Es importante tener en cuenta que esta cantidad no es un objetivo diario, sino una guía general. En la persona promedio, beber menos no necesariamente comprometerá la salud, ya que las necesidades exactas de líquidos de cada persona varían, incluso día a día.

Crédito: Pxhere

Café (sin azúcar o edulcorantes añadidos)

Consumir cantidades moderadas (3-5 tazas) a altas (6-10 tazas) de café al día puede reducir el riesgo de varias enfermedades.

Contiene: Cafeína, Vitamina B2 (riboflavina), Magnesio y productos químicos vegetales: polifenoles que incluyen ácido clorogénico y ácido quínico, y diterpenos que incluyen cafestol y kahweol.

Algunas personas pueden no tolerar cantidades más altas debido a síntomas de nerviosismo, ansiedad e insomnio. Específicamente, aquellos que tienen dificultades para controlar su presión arterial pueden querer moderar su consumo de café.

Se aconseja a las mujeres embarazadas que consuman menos de 200 mg de cafeína al día, la cantidad en 2 tazas de café, porque la cafeína pasa a través de la placenta hacia el feto y se ha asociado con la pérdida del embarazo y el bajo peso al nacer.

Crédito: Pxhere

(sin azúcar o edulcorantes añadidos)

El es la bebida más popular del mundo después del agua. Es una preparación simple de verter agua caliente sobre hojas curadas de la planta Camellia sinensis. La mayoría de los tés tradicionales no contienen una cantidad significativa de nutrientes, pero son ricos en polifenoles. Estos son productos químicos vegetales que dan a los tés su sabor y aroma distintivos y pueden tener propiedades promotoras de la salud.

El sabor del té varía según el lugar donde se cosechan las hojas de té y cómo se cultivan y procesan. El té negro es el más popular en todo el mundo, seguido del té verde, oolong y blanco.

Los tés de hierbas no están hechos de la planta Camellia , sino de hierbas secas, especias, flores, frutas, semillas, raíces u hojas de otras plantas; No suelen contener cafeína como los tés tradicionales.

Los tés tradicionales (no herbales), son ricos en:

  • Polifenoles
  • Flavonoles: miricetina, quercetina, kaempferol
  • Theaflavins: se forman cuando las hojas de té negro se oxidan
  • Catequinas: se encuentran en el té verde; epigalocatequina-3 galato (EGCG) es la forma principal.
Crédito: Pxhere

Cuánto beber

El consumo de té de 2-3 tazas diarias está asociado con un reducción de riesgo de muerte prematura, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2.

Sin embargo, puede haber un mayor riesgo de cáncer de esófago y de estómago por beber té que está demasiado caliente (130-140 ° F), por lo que se recomienda dejar enfriar un poco.

Fuente:

Escuela de Salud Pública de Harvard