¿Qué es lo que realmente cubre una garantía de por vida para tu equipaje?

El equipaje recibe palizas. Lo lanzan desde la bodega de carga hasta la pista de aterrizaje en tormentas de nieve y monzones, lo trasladan sin piedad sobre adoquines y lo arrojan desde las alturas. Todo este maltrato hace que las garantías de por vida que ofrecen algunas de las mejores marcas de equipaje, entre ellas Away, Briggs & Riley y Eagle Creek, sean muy atractivas. Pero ¿qué es lo que realmente cubren?

En nuestra encuesta más reciente, en la que participaron más de 38,000 miembros de CR, el 30% tenía quejas sobre el equipaje, incluyendo cierres, manijas y ruedas rotas, costuras abiertas y materiales que se desgastaban. La buena noticia es que, en general, las garantías de por vida cubren todos esos problemas. Pero como con la mayoría de las garantías, hay excepciones.

Estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta al comprar una maleta con garantía de por vida.

Excepciones: en general, las garantías de por vida no cubren los daños estéticos, tales como rozaduras, manchas, raspaduras, abolladuras y otro tipo de “desgaste” que no afecte el funcionamiento de la maleta. Y las garantías de por vida a veces solo se aplican al propietario original.

Away, por ejemplo, no cubre las maletas que se adquirieron de segunda mano o de minoristas no autorizados. Briggs & Riley y Eagle Creek, sin embargo, dicen que reparan sus maletas sin cargo, independientemente de que hayan sido compradas nuevas o usadas.

Reparación versus reemplazo: por lo general, las compañías se reservan el derecho de reparar una maleta y la reemplazan solo si no es posible repararla.

Las maletas de reemplazo pueden ser de un modelo similar pero no idéntico, y también pueden ser de un color diferente.

¿Cuánto dura una vida? Algunas garantías de por vida, como la de Eagle Creek, cubren una maleta solo durante su vida útil. En este caso, un fabricante puede negarse a reparar o reemplazar una maleta que considere que ya no tiene vida útil. Esto significa que comprar una maleta con una garantía de por vida no garantiza que nunca tendrás que comprar otra. Away y Briggs & Riley dicen que sus garantías no tienen esos límites.

Gastos de envío: la reparación y el reemplazo pueden ser gratuitos, pero es posible que el envío no lo sea. Eagle Creek y Briggs & Riley, por ejemplo, requieren que los consumidores paguen el envío de una maleta a sus centros de reparación, pero pagan los gastos de envío de la devolución.

Away paga todos los gastos de envío.

Comprobante de compra: Away exige un comprobante de compra para cubrir una maleta con su garantía limitada de por vida. Briggs & Riley y Eagle Creek no exigen dicha documentación.

Nota del editor: Este artículo aparece en la edición de febrero de 2020 de la revista Consumer Reports.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.