Rico y bajas calorías: lasagna verde con albahaca, tomate y mozzarella

La lasagna puede o no llevar carne, te damos una opción con relleno de queso ricotta y parmesano

Rico y bajas calorías: lasagna verde con albahaca, tomate y mozzarella
Foto: Roxiller / Canva

La lasagna es parte de la gran cocina tradicional italiana. Se cuentan muchas historias sobre el origen, una de las más populares es la que dice que su nombre deriva del griego laganon, una pasta plana y la más antigua. Cuando pobladores italianos emigraron a Grecia llevaron consigo sus formas de cocinar en ocasiones especiales, entre ellos este plato.

Bien preparada, una lasagna es una explosión al paladar con su mezcla de sabores, gracias a su salsa de tomate, las láminas de pasta, quesos, hierbas y que puede llevar o no carne en su interior. Aunque la más popular es la bolognesa, la verde también se ha convertido en una de las favoritas.

Te presentamos una manera de preparar lasagna verde.

INGREDIENTES

Para 6 raciones

  • 1 paquete de masa para lasaña
  • 300 g queso mozzarella
  • 150 g queso ricotta
  • 1 clara de huevo
  • 50 g de queso parmesano rallado + 4 cucharadas (para espolvorear)
  • Salsa de tomate a gusto
  • 4 tomates medianos
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Pesto al gusto
  • 1 cup albahaca fresca
  • 1 diente de ajo

PROCEDIMIENTO

  1. Cortar los tomates en cuadros pequeños y picar la cebolla.
  2. En una sartén con aceite de oliva, sofreímos la cebolla hasta que quede tierna.
  3. Añadir la salsa de tomate y cocinamos 10 minutos para que espese y salpimentar
  4. Preparar el pesto en el procesador de alimentos y añadir aceite de oliva, lo cual ayudará a que quede más espeso.
  5. Para el relleno: batir la clara de huevo e incorporamos la ricota y el queso parmesano rallado.
  6. Untamos una placa de horno con aceite y cubrimos con una base de láminas de lasaña previamente cocidas.
  7. Vertimos sobre la una de las placas una cucharada o dos de la mezcla de huevo y quesos.
  8. Luego esparcimos por encima unas rodajas de tomate fresco, queso mozzarella y pesto.
  9. Tapamos con una capa y colocamos el paso del relleno. Repetimos hasta que no nos quede más rellano y masa.
  10. Espolvorear queso parmesano rallado.
  11. Colocar la placa o cacerola en el horno –precalentado a 180ºC- durante 40 minutos y dejamos enfriar 10 minutos antes de servir.

¡Disfruta!

Te puede interesar: