La campeona del Abierto de Australia estuvo cerca de morir en sus vacaciones

Naomi Osaka y su hermana estuvieron en peligro con tiburones en el Caribe

Naomi Osaka, campeona del Abierto de Australia.
Naomi Osaka, campeona del Abierto de Australia.
Foto: EFE

Naomi Osaka, campeona reinante del Abierto de Australia y que tuvo un arranque complicado en el ATP de Brisbane, en el que al final accedió a octavos de final tras superar a Maria Sakkari.

Pero la historia que contó después del partido al sitio oficial del torneo, se robó la atención de los periodistas. Resulta que Osaka y su hermana pasaron por una situación muy peligrosa durante sus vacaciones al practicar paddleboard en las Islas Turks & Caicos:

Yo nunca había hecho paddleboard y no me gusta el mar… así que nos fuimos a practicarlo cerca de casa”, contó la tenista de 22 años “Así que nos fuimos a practicarlo cerca de casa. Pero de pronto nos topamos con una corriente… Me empecé a preocupar al ver que la casa estaba cada vez más lejos y me pregunté “¿a qué distancia estás tratando de llevarnos?”.

El agua era negra y le casa era un pequeño punto en la lejanía… y realmente no soy buena nadadora”, “Logré subirme a la tabla antes que mi hermana me dijera que había visto un tiburón”…“Comencé a gritar y llorar. Pero estoy bien… porque estoy aquí. En ese momento simplemente pensé que no quería morir así”, concluyó Osaka.