Inmigrantes que han ganado asilo son enviados a México en deportación engañosa

Agentes de inmigración se valen de trampas para rechazar a refugiados sin respetar la decisión del juez
Inmigrantes que han ganado asilo son enviados a México en deportación engañosa
Ni tan bienvenidos.
Foto: HERIKA MARTINEZ / AFP vía Getty Images

Autoridades de inmigración han estado ejecutando deportaciones engañosas al enviar a México a varias personas a las que un juez les concedió asilo o les permitió quedarse en el país, denunció Human Rights First.

El grupo defensor de los derechos humanos advirtió que se han registrado al menos 17 casos de refugiados a los que agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o de la Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) entregaron citatorios de audiencias en corte que son falsas como pretexto para sacarlos del país dentro del programa Protocolos de Protección de Migrantes (MPP) o ‘Remain in México’.

La trampa de la administración del presidente Donald Trump sería hacerles creer a los refugiados que el caso de asilo en corte aún está en proceso para que al salir de Estados Unidos se cumpla en automático la deportación y no puedan volver a entrar al país.

Los 17 casos de los que sabe es porque los afectados recurrieron con abogados, por lo que estiman que la cifra sería mucho mayor, ya que la gran mayoría de los solicitantes de asilo no cuentan con representación legal o no tienen forma de denunciarlo.

El gobierno de Trump ha implementado otros dos programas para procesar las solicitudes de asilo en la frontera conocidos como PACR y HARP, pero que están encaminados a agilar el rechazo de los refugiados con trampas similares al privarlos de asesoría legal, por lo cual la Unión Americana para las Libertades Civiles (UCLA) ha entablado una demanda.

Jesús cayó en la trampa

Una de esas deportaciones engañosas es la de ‘Jesús’, un venezolano que estuvo tres meses en México bajo el MPP hasta que un juez de inmigración le concedió el amparo para quedarse en Estados Unidos y cerrar su caso de asilo.

Se había convertido en uno de los muy pocos afortunados que logran la protección, ya que sólo un microscópico 0.1% de los solicitantes obtuvo el asilo de casi 10,000 casos procesados en 2019.

Sin embargo, al presentarse ante los agentes de inmigración le dijeron que tenía que regresar a México a esperar la próxima audiencia y le entregaron un documento con hora y fecha para presentarse a la corte.

La cita era falsa. En ninguna corte de inmigración estaba programada tal audiencia, pues el caso de asilo había concluido.

El caso de ‘Jesús’ es un claro ejemplo de las trampas que está implementado la administración Trump para impedir el ingreso de refugiados de Latinoamérica, según lo expuso Kennji Kizuka, un abogado de Human Rights First, en un reportaje de National Public Radio.

Gracias a la intervención legal de Human Rights First en este caso, ‘Jesús’ pudo ingresar a Estados Unidos y actualmente vive en Florida.