Florida compra tierras para preservar los Everglades y evitar la explotación petrolera

Más terrenos del humedal de los Everglades quedan protegidos de la industria petrolera
Florida compra tierras para preservar los Everglades y evitar la explotación petrolera
La vida de animales y plantas en los estuarios de Florida depende de la calidad del agua.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

MIAMI – El gobernador de Florida Ron DeSantis anunció un acuerdo para comprar 20,000 acres (más de 8,000 hectáreas) en los Everglades, un enorme humedal en el sur del estado, para protegerlo de la exploración de petróleo y gas.

“Esta compra significativa salvará de forma permanente a esta región de la explotación petrolera. Estoy orgullos de nuestro progreso pero reconozco que esto es solo el principio, continuaré luchando cada día para salvar los Everglades y el medio ambiente de Florida”, señaló el gobernador en un comunicado.

La obtención de este terreno, que pertenecía a Kanter Real Estate LLC., representa la mayor adquisición de los humedales de Florida en lo que va de década, y pasa a formar parte de los 600.000 acres (más de 240.000 hectáreas) de terreno protegido para la conservación y la restauración.

El estado comprará el terreno por una cifra entre $16.56 millones de dólares y $18 millones de dólares y lo incluirá en la zona ya protegida.

La empresa vendedora, propiedad del banquero Joseph Kanter, había planteado un proyecto para iniciar una explotación petrolera, pero debido a las protestas de varios grupos medioambientales y del Departamento de Protección Medioambiental (DEP) del estado la iniciativa se paralizó.

Kanter adquirió esas tierras antes de que existieran planes para restaurar los Everglades, con el objetivo de crear una nueva ciudad, que nunca se construyó y se mantuvo inalterable durante décadas hasta que planteó la posibilidad de obtener petróleo en la zona.

“La población de Florida sabe que la exploración y explotación de petróleo en los Everglades es peligrosa y debe ser paralizada. Amenaza a nuestro agua y nuestro frágil ecosistema, especialmente por culpa del impacto del cambio climático”, aseguró la gerente de la Asociación Nacional de Conservación de Parques Cara Capp.

Por su parte, DeSantis reiteró que “una de las prioridades medioambientales de su administración ha sido avanzar hacia la restauración de los Everglades”.

El gobernador, que contó con el apoyo del presidente Donald Trump en su campaña para las elecciones de 2018 y asumió el cargo hace un año, difiere de su antecesor en la gobernación, el hoy senador republicano Rick Scott, especialmente en su defensa del medio ambiente.

Este tipo de iniciativas en favor del medio ambiente no ha sido la única que el gobernador ha promovido durante su mandato, como la financiación de un proyecto para el alzado de partes de la autopista Tamiami Trail, que impide el flujo natural de agua dulce del humedal de los Everglades hacia el sur.

“Manejar bien nuestros recursos naturales es clave para nuestro bienestar económico. El agua es la base de nuestra industria turística, hace de Florida un destino de primera para el turismo de barcos y pesca y eleva el valor de la propiedad”, subrayó el gobernador de 41 años en un discurso que pronunció este martes en el Congreso floridano.