Una cantante de ópera se enfrenta a varios cargos por saltarse la seguridad del presidente Trump

Es conocida por haber cantado en importantes teatros de todo el mundo
Una cantante de ópera se enfrenta a varios cargos por saltarse la seguridad del presidente Trump
Hannah Roemhild tiene 30 años y reside en Connecticut.
Foto: Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach / Cortesía

La cantante de ópera Hannah Roemhild ha actuado en Europa y en todo el país, incluyendo una temporada en el famoso Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York.

La soprano de 30 años original de Connecticut también toca el piano y escribe música. En YouTube tiene videos donde aparece interpretando “Der Hölle Rache”, “Chacun le sait” y “My True Love Hath My Heart”.

“Hannah cantó en el Hartford Opera Theatre durante nuestro festival de ópera contemporánea”, escribió Lisabeth Miller en un correo electrónico a Local 10. “Ella hizo un gran trabajo y fue maravilloso trabajar con ella”, agregó.

El viernes su actuación estuvo a bordo de un Jeep rentado, según dijo un oficial que ese día no estaba de servicio. Informó haberla visto fuera de The Breakers Palm Beach, un resort frente al mar, a unas tres millas del club Mar-a-Lago, propiedad del presidente Trump.

El Sheriff del Condado de Palm-Beach, Ric Bradshaw, dijo que el agente intentó que Roeamhild manejara. Rompió la ventana del Jeep y agarró el volante.

Roemhild pudo alejarse.

Agentes de policía y del Servicio Secreto abrieron fuego contra Roemhild, que estaba “obviamente afectada” cuando conducía a través de dos puntos de control de seguridad de Mar-a-Lago.

Roemhild no se detuvo.

El comandante Robert Chandler explicó que condujo por el lado equivocado de la carretera y siguió acelerando, por lo que los agentes dejaron de seguirla.

Un lector de placas les ayudó a encontrarla fuera de un motel Studio 6 en West Palm Beach, donde los agentes la arrestaron.

Bradshaw señaló que Roemhild, que no tiene antecedentes penales, no resultó herida durante el tiroteo o la persecución.

Romehild permanece en una cárcel del condado de Palm Beach y se enfrenta a varios cargos federales y estatales.

Ella se negó a comparecer ante el tribunal y un juez aplazó su audiencia para las 10 de la mañana del lunes.