Padres se reunifican con sus hijos después de ser deportados bajo engaños

Juez ordena a la administración Trump permitir el regreso de los migrantes para que arreglen su situación de asilo desde EEUU.
Padres se reunifican con sus hijos después de ser deportados bajo engaños
Un grupo de padres que fueron deportados lograron reunificarse con sus hijos en los EEUU. (Foto cortesía Al Otro Lado).
Foto: Al Otro Lado / Cortesía

Ni en sueños Selvin imaginó que iba a regresar a Estados Unidos y reunificarse con su hijo Selvin Jr., después de ser separados hace casi dos años.

Nunca me lo espere. El reencuentro fue un momento muy especial porque pude abrazar a mi hijo y decirle, te quiero, te amo. Se siente una gran felicidad que es inexplicable”, dijo Selvin a La Opinión.

A finales de enero, Selvin y ocho padres más que fueron separados y deportados sin sus hijos en la frontera sur con México bajo la política Cero Tolerancia de la administración Trump, regresaron al país para reunirse con sus hijos y buscar el asilo dentro del país.

Una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) logró que el juez de la corte de distrito Dana Sabraw determinara que estos padres fueron forzados a firmar su deportación, cuando los oficiales de migración les dieron información imprecisa y engañosa, por lo que fueron deportados ilegalmente.

Como resultado, el juez ordenó a la administración Trump garantizar el regreso de estos padres a Estados Unidos.

Se estima que en menos de un año, el Gobierno de Trump impuso la separación de 3.000 familias. (Getty Images).

Los progenitores regresaron en avión a Los Ángeles donde fueron recibidos por funcionarios del gobierno, líderes religiosos  y miembros de la comunidad.

Selvin se reunió con su hijo Selvin Jr. de 18 años quien tenía 16  cuando fueron separados. “Le agradezco mucho a Dios porque ahora voy a empezar a sanar la herida de la separación”, dijo este padre cuyo mayor sueño es lograr el asilo en EEUU.

De 38 años de edad, recuerda que la separación y deportación les afectó bastante. “Fue un momento muy difícil”, rememora.

Padre e hijo, originarios de Guatemala, habían dejado su país por amenazas de la delincuencia. Entraron por McAllen, Texas donde pidieron asilo el 18 de mayo de 2018.

La respuesta de las autoridades de migración fue la separación. “A mi hijo lo mandaron a un albergue donde pasó seis meses antes de que se lo entregaran a un sobrino, y a mi me pusieron en una cárcel hasta el 5 de julio de 2018 cuando me deportaron”, dice.

Su regreso  fue posible gracias esfuerzo de varias organizaciones como Al Otro Lado (AOL), Asylum Seeker Advocacy Project (ASAP), De Anda Law, Kids In Need of Defense (KIND), Justice in Motion, Milbank LLP, y la Women’s Refugee Commission.

“Se tomará años enmendar el daño que se ha hecho a estos padres y a sus hijos”, dijo Carol Anne Donohoe, abogada del equipo de reunificación familiar de la organización Al Otro Lado.

Selvin a su llegada a Los Ángeles. (Kyle Grillot Hardpin/Al Otro Lado )

Nan Schivone, director legal de Justice in Motion, una red de defensores de derechos humanos en México y Centroamérica reveló que pasaron 18 meses en busca de padres deportados sin un debido proceso y sus hijos, y facilitando la conexión con los abogados en EEUU que ahora los representan.

“Se ha tomado un gran esfuerzo llegar a este punto, pero el regreso de estos nueve padres es una oportunidad sin precedentes para revertir una de las políticas de migración más horribles jamás implementadas”, señaló Schivone.

Ricardo De Anda, fundador y director legal de la firma De Anda, dijo que el hijo de nueve años de su cliente no vio a su padre por casi dos años desde que la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza se lo quitaron en la frontera.

“Este niño ha sufrido un inmenso dolor. Mi cliente se convirtió al cristianismo, y es perseguido en su país a causa de su fe”, explicó. Hizo ver que se sienten aliviados de que su cliente e hijo se pudieron reunir y comenzar la sanación del trauma de la separación forzada”, afirmó el abogado De Anda.

Selvin muy emocionado regresa a EEUU para reunificarse con sus hijos. (Cortesía Kyle Grillot al Otro Lado)

Linda Dakin-Grimm, socia de la firma legal Milbank reveló que su cliente Fernando fue cruelmente separado de su esposa y tres hijas en la frontera hace dos años, lo que exacerbó la angustia y el dolor con relación al asesinato en Guatemala de su hijo de 17 años cuando estaba sentado en el porche de la casa de la abuela.

Tras la tragedia, la familia sufrió continuas amenazas que los obligaron a buscar asilo en EEUU.

Dakin-Grim dijo que Fernando no puede expresar en palabras lo agradecido que está por reunirse con su familia y estar sano y a salvo en este país.

Michelle Brané, directora de la Comisión de Mujeres Refugiadas de la organización Migrant Rights and Justice (WRC), lamentó que desde 2017, la administración Trump haya puesto un blanco sobre las espaldas de las familias que buscan seguridad en la frontera con México. “Ha separado familias y les ha negado el acceso a padres que buscan que sus hijos estén seguros”, explicó­­­­­.