¿Qué tan saludables son los conservantes que contienen los cosméticos?

Algunos elementos en grandes cantidades pueden causar problemas en tus órganos y maltratar la piel

¿Qué tan saludables son los conservantes que contienen los cosméticos?
Foto: Shutterstock

Cada vez que compras tus cosméticos, ¿te aseguras qué componentes contienen? ¿Te fijas en los conservantes y otras sustancias activas? Es importante que cheques estas cosas, ya que algunas podrían afectar tu salud.

Tipos de conservantes que contienen

Entre todos los químicos que contienen, los conservantes son importantes para que los cosméticos perduren y no se dañen una vez estos productos sean abiertos. Entre estos conservantes, el más popular o más usado son los parabenos.

Este conservante se encuentra en muchos productos cosméticos, como las cremas hidratantes, maquillaje, y otros. Se combina con otros conservantes, para que los productos no pierdan su efecto.

Ahora bien, la cantidad en la que se encuentran en realidad es miníma. En cantidades concentradas del 0,01 al 0,3%. Según un estudio realizado hace unos 20 años, y que se comprobó recientemente según el diario El país, estos conservantes no producen un efecto nocivo para la salud.

¿Qué componentes son peligrosos?

El feno-fenil es otro conservante que, junto con los parabenos, se le agrega a los cosméticos. Pero a diferencia de estos, el feno-fenil tiene un efecto realmente nocivo. Presente en productos como laca de pelo, afectan al hígado y al corazón, así como al sistema nervioso y hace daño a la piel.

El aluminio es otro de los componentes que se encuentra con más frecuencia en los desodorantes, y aunque ya se conocen sus efectos nocivos, algunos productos todavía lo siguen usando, aunque con menos frecuencia.

Por otro lado, hay productos que usan Ftalatos o los llamados aceites minerales. Si ves productos que contienen estos elementos dentro de su composición, no los adquieras, ya que se tratan de componentes peligrosos para el organismo.

maquillaje
Foto: Shutterstock

En el caso de los Ftalatos, producen cáncer y también asma, mientras que los falsos aceites, ocasionan resequedad y problemas en la piel. Por eso es importante que revises cada uno de los componentes de los cosméticos que adquieras para evitar daños en tu cuerpo.