Corte Suprema prohíbe a inmigrantes reclamar daños por tiroteos que impliquen a la Patrulla Fronteriza

Los jueces deciden en contra de caso de adolescente, a quien disparó un oficial migratorio

La Patrulla Fronteriza gana caso en Corte Suprema.
La Patrulla Fronteriza gana caso en Corte Suprema.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La familia del adolescente mexicano que murió de un disparo realizado por un agente de la Patrulla Fronteriza en la frontera sur, no podrá reclamar daños, decidió la Corte Suprema.

La votación de los jueces fue 5-4 para rechazar que Jesús C. Hernández, el padre del adolescente, reciba compesación alguna bajo la la regla de 1971, Bivens v. Six Unknown Named Agents, la cual permite a las víctimas o sus familias obtener compensaciones si sus derechos constitucionales fueron violados por oficiales federales y no hay un remedio legal viable.

El fallo es una gran victoria para la oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), de la que forma parte la Patrulla Fronteriza, que que argumentó que no debería permitirse que el caso avance.

En 2010, Sergio Hernández, un ciudadano mexicano de 15 años, jugaba con amigos en una alcantarilla de cemento que separa El Paso, Texas, de Ciudad Juárez, México, cuando recibió un disparo del agente Jesus Mesa Jr. La familia del menor acusó que fue con alevosía deste territorio estadounidense.

Esto hará más difícil que víctimas o sus familiares puedan demandar a funcionarios federales cuando consideren que han violado sus derechos constitucionales.

“La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU es responsable de evitar la entrada ilegal de personas y mercancías peligrosas a los Estados Unidos, y la conducta de sus agentes posicionados en la frontera tiene una conexión fuerte y clara con la seguridad nacional”, consideró el juez Samuel Alito en su opinión, la cual fue respaldada por todos los jueces conservadores, contra el voto de los liberales. “Un tiroteo transfronterizo afecta los intereses de dos países y, como sucedió aquí, puede conducir al desacuerdo. No corresponde a este Tribunal arbitrar entre los Estados Unidos y México, que tienen intereses importantes en juego y han tratado de conciliar esos intereses a través de la diplomacia”.

El juez Alito reconoce que la posición del Gobierno mexicano sobre este caso ha sido distinta al solicitar la extradición del agente Mesa para ser enjuiciado.

“En un escrito presentado en esta Corte, México sugiere que los tiroteos de agentes de la Patrulla Fronteriza son un problema persistente y argumenta que Estados Unidos tiene una obligación bajo derecho internacional”, explica, pero el juez considera que ese asunto debería ser conciliado bajo la vía diplomática.

La Corte Suprema no decidió si Mesa Jr. utilizó la fuerza excesiva, no era la discusión en ese tribunal, sino el hecho de que la familia pudiera reclamar compensación por la muerte del menor.

Este asunto llegó por primera vez al tribunal superior en 2017, pero fue remitido al Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito para su reconsideración, luego de dos fallos anteriores del Supremo.

¿El 5-4 será una constante?

El resultado es similar a los más recientes en asuntos migratorios, como la regla de “carga pública”, aprobada para su implementación a partir de este lunes 24 de febrero, lo que desató una crítica de la jueza Sonia Sotomayor contra sus compañeros, al considerar que se alinean a la presión del Gobierno del presidente Donald Trump.

La decisión de la Corte fue en dos partes, una para avalar la regla final el 27 de enero, y otra para librar la restricción en Illinois, la única entidad donde un tribunal local había decidido bloquear la medida que complicará a inmigrantes la obtención de la Residencia Permanente, una extensión de visa o convertirse en motivo de inadmisibilidad. En ambos casos la votación fue 5-4, en una clara diferencia entre jueces conservadores y liberales.

En la primavera se espera que los jueces tomen una decisión sobre el derecho del presidente Trump de terminar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que proteger a más de 700,000 “dreamers” de la deportación.

Tras las críticas de la jueza Sotomayor, el presidente Trump consideró que ella y la jueza Ruth Bader Ginsburg deberían abstenerse de participar en los casos que lo involucran a él o a su administración.

“Esta afirmación es terrible ¿Intentando ‘avergonzar’ a algunos para que voten como ella? Ella nunca criticó a la jueza Ginsberg cuando me llamó ‘farsante’”, dijo el presidente Trump citando las críticas de Sotomayor, las cuales fueron retomadas en Fox News. “¡Ambas deberían retirarse de todos los asuntos relacionados con Trump o relacionados con Trump! Si bien las ‘elecciones tienen consecuencias’, solo pido justicia, ¡especialmente cuando se trata de decisiones tomadas por la Corte Suprema de los Estados Unidos!”