Una joven indocumentada se debate entre la vida y la muerte tras cruzar la frontera

A sus 18 años de edad buscaba el "sueño americano", pero ahora está en coma por hipotermia
Una joven indocumentada se debate entre la vida y la muerte tras cruzar la frontera
Rescate en la frontera.
Foto: CBP

La Patrulla Fronteriza y el Departamento de Bomberos de San Diego rescataron a una joven indocumentada que ahora se debate entre la vida y la muerte al sufrir hipotermia cuando cruzaba la frontera de México a Estados Unidos por la zona montañosa de Otay Mesa, en California.

El pasado miércoles 18 de marzo, alrededor de las 9:30 de la noche, la Patrulla Fronteriza recibió el reporte de una llamada telefónica de emergencias que hizo un grupo de migrantes mexicanos, quienes decían estar perdidos en el área de las montañas, donde ese día y a esa hora las bajas temperaturas eran congelantes.

Las unidades de Rescate y Búsqueda en la Frontera (BORSTAR) y de Operaciones Marítimas y Aéreas (AMO) de la Patrulla Fronteriza en coordinación con el cuerpo de bomberos pudieron localizar al grupo de indocumentados al filo de la 1:00 de la mañana del jueves en una zona a escasas 3 millas al este de la garita de Otay Mesa, en la frontera entre Tijuana y San Diego.

Eran cuatro hombres, uno de ellos de 17 años de edad, y una mujer de 18, la cual se encontraba inconsciente debido a que sufría hipotermia, por lo que los rescatistas aplicaron técnicas de resucitación para estabilizarla y poder trasladarla a un hospital vía aérea.

Sin embargo, debido al mal tiempo y a la poca visibilidad, el helicóptero tuvo que aterrizar en un terreno agreste cercano y con el apoyo de los bomberos fue transportada por tierra a un centro médico donde hasta el viernes se reportaba en condición crítica y continuaba inconsciente.

Los otros cuatro indocumentados no requirieron atención médica y fueron llevado a una estación de la Patrulla Fronteriza para ser procesados para su deportación.

Peligro en las montañas

Las autoridades no dieron a conocer la identidad de ninguno de los indocumentados, pero se comunicaron con el Consulado de México en San Diego para tratar de localizar e informar a los familiares de la joven sobre la grave situación en la que se encuentra.

“Lo hemos dicho muchas veces, no pongas tu vida o la de tus seres queridos en manos de contrabandistas despiadados”, declaró el jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego, Aaron Heitke. “Estoy orgulloso de los heroicos esfuerzos que estos agentes y nuestros socios hicieron para ubicar y brindar ayuda a los necesitados. Estas organizaciones criminales pasan de contrabando a personas a través de rutas peligrosas en un intento de evitar ser detenido. Nuestros pensamientos y oraciones están con la mujer y su familia durante este momento difícil”.

En los últimos cinco meses la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego ha rescatado a 36 migrantes en riesgo, muchos de ellos en la zona de las montañas, donde el pasado mes de febrero tres mujeres murieron de hipotermia.