Lo que no debes hacer si sospechas que tienes coronavirus

Evalua tus síntomas, factores de riesgo y exposición con posibles positivos te ayudará a decidir cuándo puedes tratarte en casa y si debes comunicarte con un médico

Lo que no debes hacer si sospechas que tienes coronavirus
No acudas a emergencias salvo necesidad extrema, es un foco de contagio y, además, saturas el sistema
Foto: JUSTIN LANE / EFE

Tan importante como saber qué hacer si tienes síntomas de coronavirus es saber lo que no debes hacer.

La preocupación por el posible contagio se está extendiendo rápidamente en los Estados Unidos. Muchas personas que tienen algo de tos o un poco de fiebre se preguntan si serán positivos de COVID-19.

Según informa a consumerreports.org  Gary LeRoy, MD, un médico familiar en Dayton, Ohio, y presidente de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia, es importante diferenciar posibles síntomas de la influenza del virus y no correr a la sala de emergencias, salvo en casos muy graves. Ahí sí estás en más riesgo de contagio.

“Los síntomas respiratorios menores que de lo contrario las personas descartarían están causando mucha ansiedad”, dice Michael Hochman, M.D., director del Centro Gehr para la Ciencia e Innovación de Sistemas de Salud en la Escuela de Medicina Keck de la USC en Los Ángeles.

No hay pruebas suficientes para todos, no pienses que yendo al centro sanitario o al hospital te van a poder aliviar la incertidumbre de saber si eres positivo o no. Si tienes síntomas leves, lo mejor es que te quedes en casa. Primero, para no contagiar a otros en caso de que seas positivo; segundo para no aumentar tu riesgo de contagio, en caso de que no seas positivo.

El coronavirus es nuevo y cada día, cada hora, se descubren nuevos datos en torno a él. Lo que se sabe por el momento y es claro es que es una enfermedad respiratoria viral, con síntomas comunes de fiebre, tos seca y, a veces, dificultad para respirar. Los síntomas varían de leves a severos, y los casos más graves son potencialmente fatales, particularmente en personas mayores o que tienen afecciones médicas subyacentes.

Hay que protegerse del contacto con otras personas y lavarse bien las manos, además de mantener la distancia recomendada entre nosotros, que es de unos seis pies. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se propaga principalmente a través de las gotas producidas durante la tos o los estornudos.

No hay que entrar en pánico si te entra un poco de tos. Evalúa tu situación y contacta telefónicamente con un médico, si crees que lo necesitas. Solo acude a emergencias en caso de gravedad