¿Por qué hay más casos de coronavirus en Nueva York que en California?

El virus llegó primero al Estado Dorado, pero la crisis no se ha desarrollado de igual manera
¿Por qué hay más casos de coronavirus en Nueva York que en California?
El teatro Castro de San Francisco cerró hace más de una semana.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El coronavirus llegó primero a California, pero es en Nueva York donde la crisis explotado de manera considerable con el paso de los días.

El estado de la costa este registra a la fecha 25,665 casos y 210 muertes mientras que California apenas suma 2,484 y 49 fallecidos. Al comienzo de marzo tenía casi que la misma cantidad de contagios.

La disparidad tiene varias explicaciones. Lo primero es que en Nueva York se han hecho más pruebas. El lunes se contaba con 90,000 comparado con las 27,000 de California. El estado de la costa oeste verá los números aumentar significativamente en los próximos días, de acuerdo con el San Francisco Chronicle.

Sin embargo, también es cierto que los gobiernos locales en California tomaron medidas de distanciamiento social y confinamiento preventivo de manera más anticipada que Nueva York. Los restaurantes y otros negocios en el área de la Bahía San Francisco cerraron al público cuatro días antes de que lo ordenaran en todo el estado de Nueva York.

Relacionado: Los hispanos son el grupo que menos puede trabajar desde casa durante el coronavirus

“Los días importan, realmente importan. Crees que estás bien, estás absolutamente bien, pero esto está esperando a explotar”, dijo al Chronicle Dr. Warner Greene, investigador principal de Gladstone Institutes. “Pero nos confinamos más rápido, separamos a las personas más rápido. Eso podría ser un factor que contribuya a lo que estamos viendo en California ahora. Y es por eso que creo que todo el país debería hacer lo mismo”.

Las pocas pruebas en California no tienen una explicación concreta, pero cabe señalar que el número de pacientes tratados en hospitales también es menor en el Estado Dorado.

La otra explicación es que la ciudad de Nueva York es una urbe más densa que Los Ángeles o el Área de la Bahía de San Francisco. El sistema de metro de la Gran Manzana es mucho más grande y utilizado que las opciones de transporte público de las metrópolis californianas por lo que la posibilidad de propagación siempre fue mayor. Es claro que la población en California guarda más distancia debido a las condiciones urbanas.

Relacionado: Cuando el coronavirus convierte a inmigrantes en indocumentados

Otro factor analizado por el reporte es la edad de la población. En la ciudad de Nueva York hay más jóvenes y los bares están abiertos dos horas más que en California.

Pese a los números, autoridades en California entienden que lo peor está por venir. No es momento de cantar victoria ni bajar la guardia.