Trump justifica el nombre racista que le puso al coronovirus y defiende seguir usándolo

El presidente no "sabe" si se está haciendo algo para frenar los ataques discriminatorios
Trump justifica el nombre racista que le puso al coronovirus y defiende seguir usándolo
Trump no se arrepiente de cambiarle el nombre al virus.
Foto: Yuri Gripas / POOL / EFE

Referirse al coronavirus como “virus chino” no ha dejado al presidente Donald Trump exento de crítica. Este nombre, que muchos consideran racista, fue asociado a los casos de agresiones contra la comunidad asiática en Estados Unidos y el propio mandatario tuvo que pedir por varios medios que protegieran a la comunidad.

Sin embargo, en la conferencia de prensa de este jueves el presidente no mostró arrepentimiento alguno de sus palabras. Al contrario, justificó se justificó diciendo que el virus “vino de China” y dijo mencionó que “otras enfermedades infecciosas” también llevan el nombre del lugar de origen, aunque no puso ningún ejemplo.

“Todo el mundo sabe que salió de China pero decidí que no deberíamos darle mayor importancia“, dijo Trump este martes a Fox.

El propio director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo cuando la enfermedad empezó a llamarse COVID-19 que “tener un nombre es importante para evitar el uso de otros inexactos o estigmatizantes“.

El presidente dijo en este última conferencia que “a los asiáticoestadounidenses les está yendo muy bien” aunque reconoció que no “sabía” si es estaban tomando medidas para detener los crímenes de odio contra ellos. “Para mí, son una parte excelente de Estados Unidos”, dijo sin concretar ningún plan. “Creo que aprecian el trabajo que estamos haciendo”.