Trump ordena a General Motors que haga respiradores médicos bajo la ley de Producción de Defensa

El presidente invocó la Ley de Producción de Defensa para obligar a General Motors a fabricar respiradores para los enfermos de coronavirus

Los respiradores se usan cuando una persona tiene dificultad para respirar por sí misma.
Los respiradores se usan cuando una persona tiene dificultad para respirar por sí misma.
Foto: James Heilman, MD / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0 / Wikimedia Commons

WASHINGTON – El presidente de Estados Unidos Donald Trump obligó este viernes a General Motors (GM) a producir respiradores médicos para el Gobierno poco después de que el fabricante de automóviles anunciase que produciría 10,000 unidades al mes junto con la empresa Ventec Life Systems.

Trump invocó la ley de Producción de Defensa para forzar a GM a producir los respiradores horas después de que atacase en Twitter al fabricante de automóviles y a su presidenta, Mary Barra, y tras haber negado anteriormente que el país necesitase la producción de decenas de miles de unidades de este equipo médico.

“Hoy he firmado un memorándum presidencial ordenando al secretario de Salud y Servicios Humanos que utilice toda la autoridad disponible bajo la ley de Producción de Defensa para exigir a General Motors que acepte, realice y dé prioridad a los contratos federales para respiradores”, dijo Trump en un comunicado.

“Nuestras negociaciones con GM sobre su capacidad para proporcionar respiradores han sido productivas pero nuestra lucha contra el virus es demasiado urgente para permitir que continúe el toma y daca del proceso normal de contratación. GM estaba desperdiciando tiempo”, añadió Trump.

El periódico The New York Times señaló que GM estaba negociando con la Administración Trump la financiación de la reconversión de una planta de montaje de automóviles en Indiana para producir respiradores junto a la firma Ventec Life Systems.

Según el rotativo, GM y Ventec solicitaban $1,000 millones de dólares para la producción de los respiradores.

A primeras horas de hoy, Trump ya había advertido a GM que utilizaría la ley de Producción de Defensa para obligarla a fabricar los respiradores.

Tras la serie de tuits, y antes de que Trump invocase la ley de Producción de Defensa, GM y Ventec anunciaron que destinarían 1,000 trabajadores la producción de respiradores en la planta de Indiana.

Barra dijo en un comunicado que “GM está en la posición de ayudar a producir más respiradores gracias a la increíble actuación de la base global de suministro de GM y Ventec. Nuestros equipos han movido montañas para encontrar soluciones reales que salven vidas y luchen contra la pandemia”.

Las prisas de Trump para conseguir que GM produzca cantidades masivas de respiradores contrastan con sus declaraciones de los últimos días, en las que negaba la necesidad de más unidades de este equipo que es clave para la supervivencia de los enfermos más graves de COVID-19.

Trump ha puesto en duda las declaraciones del gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, y el alcalde de la ciudad homónima, Bill de Blasio, de que su sistema sanitario necesita 40,000 ventiladores médicos ante la prevista demanda de estos aparatos.

El gobernante declaró anoche en una entrevista con la cadena de televisión Fox News que no creía que Nueva York necesitase 40,000 respiradores: “Vas a grandes hospitales y tienen dos respiradores. Y ahora de repente están diciendo ‘¿Podemos pedir 30,000 respiradores?”, declaró Trump.

¿Qué es un respirador artificial?

Un respirador médico o ventilador mecánico es una máquina de accionamiento eléctrico –controlado mediante microprocesador– electromagnético o neumático, para suplir la ventilación pulmonar espontánea con una ventilación mecánica, en personas con una insuficiencia respiratoria o cuando no hay respiración. El gas de respiración suele estar enriquecido con oxígeno.

Se considera el respirador médico o ventilador médico como uno de los instrumentos básicos hospitalarios. La falta o el fallo en la respiración natural (insuficiencia respiratoria aguda) puede producir la muerte; asimismo, el fallo en la respiración mecánica también puede afectar al enfermo, por lo que el respirador médico se considera y clasifica como un sistema sanitario vital.

Con información de Wikipedia