El cuestionario del Censo es ‘fácil y rápido’

Aquellos que ya se hicieron contar, hablan de su experiencia y animan a la comunidad a participar

El cuestionario del Censo es ‘fácil y rápido’
De los datos del Censo dependen los fondos de importantes programas comunitarios.
Foto: Cortesía de la Oficina del Censo / Cortesía

Para este momento las viviendas en Estados Unidos ya deben haber recibido por correo regular sus cartas de invitación, cuyo interior contiene un código de 12 dígitos —entre números y letras—indispensable para que se hagan contar en el Censo 2020.

Imelda Beltrán es una de las residentes del condado de Los Ángeles que hace poco respondió al cuestionario del Censo a fin de hacerse contar junto a tres familiares que viven con ella.

“Primero llené el de mi casa y al siguiente día que fui a ver a mi suegra, le ayudé a llenar el de ella”, contó Beltrán, quien se animó a responder todo por Internet.

Indicó que las preguntas se le hicieron muy fáciles y llenar el censo en línea le tomó menos de cinco minutos.

“Son solo como ocho o nueve preguntas… Como el nombre de cabeza de familia, cuántas personas viven en la casa y sus nombres y fechas de nacimiento”.

Imelda Beltrán llenó su formulario del Censo por internet. (Suministrada)

Conocer a la población

Alejandra Vega, de 28 años de edad concuerda con Beltrán, y asegura que las preguntas fueron muy fáciles de contestar y le tomó menos de seis minutos.

“Yo reviso mi correo seguido y [la invitación] me llegó hace dos semanas”, contó. “Pensé que iba a ser complicado pero todo estaba muy fácil porque lo hice por la computadora. No tuve que mandar nada [por correo regular]”.

La joven comentó que preguntan si el lugar donde vives es rentado o propio y también dijo comprender que algunas personas podrían sentirse intimidadas por el cuestionario ya que piden saber los nombres completos de los miembros del hogar y fechas de nacimiento.

No obstante aclaró que “no te preguntan nada sobre tu estatus migratorio”.

Vega dice que participar en el Censo es importante para que el gobierno tenga estadisticas, conocimiento de su la poblacion y quiénes somos como sociedad “para que haya mejor planeación social y [las autoridades] sepan dónde emplear más recursos educativos o de salud”.

Sin preguntas migratorias

Mila Bowen-Villalobos, quien es residente de Lake Balboa en el Valle de San Fernando, aconsejó a todos a participar -incluso a quienes carecen deun estado migratorio legal en el país.

“[Cuando llené el cuestionario del Censo] en ningún momento pidieron detalles de la condición migratoria”, detalló.

También dijo que se le hizo fácil y rápido de llenar por lo que “hay poca posibilidad de equivocarte… No es confuso”, agregó. Y comentó además que ayudó a sus padres a cumplir con este deber cívico.

Indicó que en situaciones como la que atravesamos ahora, con la emergencia de la pandemia por el coronavirus, el Censo ayuda a proveer el número de la población por áreas específicas para eventualmente distribuir fondos de ayuda; además de dónde colocar más escuelas, entre otros.

Alejandra Vega dijo que ya se hizo contar en el Censo 2020. (Suministrada)

Ahora que hay tiempo

Jocelyn Saavedra, de 23 años, vecina de la ciudad de Northridge, también se hizo contar hace poco.

“Fue súper fácil, sobre todo en estos días que no hay nada que hacer ahí tienes 5 minutos para hacer algo”, dijo refiriéndose a que debido al COVID-19 miles deben permanecer en casa para evitar los contagios.

“Me sentí motivada a [llenar el cuestionario] el saber que es algo importante para todos”.

El Censo es el conteo nacional que se lleva a cabo cada 10 años y sirve para determinar qué servicios, financiados por el gobierno, necesita cada vecindario.

Estos van desde escuelas, servicios médicos, parques y bibliotecas, entre otros. También ayuda a saber cuántos congresistas necesita cada estado. Mientras haya más habitantes habrá más congresistas que los representen.

Entidades encargadas de promover el Censo advierten a la comunidad que es muy importante hacerse contar sobre todo en estos momentos que enfrentamos la situación del coronavirus COVID-19.

“Esta emergencia mundial nos da el claro mensaje de que tenemos que censarnos para poder obtener más dinero para hospitales y centros de salud”, dijo Francisco Moreno, portavoz de COFEM —una de las entidades que promueven el Censo.

“Ahora que estamos en cuarentena es mucho más fácil llenarlo por teléfono o en la computadora”.

Agregó que si no llenas el formulario ahora, “te enviarán cartas de recordatorio y después irán [los encuestadores]… Aunque puede que debido a la emergencia [del COVID-19] vayan a recorrer la fecha [de las visitas]”.

Jennie Carreón, vicepresidente asistente de compromiso cívico en AltaMed —otra entidad enfocada en promover el conteo — dijo que con el brote del coronavirus se han visto obligados a cambiar el sistema de información para las personas.

“Ahorita las promotoras están trabajando desde sus casas pero se encargan de llamar a las personas para hablar de la importancia del censo… Esto no solo impacta este momento difícil sino también los próximos 10 años”.

Cuidado con las estafas

La fiscal del condado de Los Ángeles, Jackie Lacey, dijo que participar en el Censo es un deber civil pero también pidió a las personas que sean cautelosas ante estafadores que buscan robarle la información personal.

Hay personas que envían correos electrónicos haciéndose pasar como representantes de la Oficina del Censo de EEUU y piden información personal. Puede que también pidan donaciones.

“Los ladrones también pudieran llegar a su hogar dando la impresión errónea de que están pidiendo respuestas al cuestionario del Censo”, indicó la oficina de la fiscal Lacey.

“La Oficina del Censo nunca te pedirá donaciones, tu número de Seguro Social o detalles sobre tu cuenta de banco o tarjetas de crédito”.

Tampoco envían correos electrónicos. Si recibes uno, no presiones ningún enlace, ni abras el documento adjunto. Si alguien te visita, verifica la identidad del trabajador y que tenga una fotografía y marca del Departamento de Comercio EEUU con fecha de expiración.

Si sospechas de actividad criminal, llama al 1(844)468-2020 o visita el portal del Buró del Censo en español en: bit.ly/2xzhIoI

Con información de Mey Lyn Mitteenn