Cómo manejar las emociones ante el coronavirus

Especialistas dicen cómo evitar trastornos y crisis emocionales
Cómo manejar  las emociones ante el coronavirus
El coronavirus ha generado muchas emociones negativas. (Europa Press)
Foto: Europa Press

MEXICO – El aislamiento, los estragos económicos y el bombardeo de información a raíz de la pandemia del COVID-19 pueden detonar trastornos y crisis emocionales.

Por ello, las estrategias de autocuidado y salud mental son fundamentales para afrontar la contingencia y hay aliados como el Centro de Desarrollo y Atención Terapéutica (Cedat).

“El mayor peligro ahora no está en el contagio, sino en el sufrimiento y los escenarios que imaginamos y el cuerpo biológico resiente. El sistema nervioso central genera alertas cuando se siente amenazado y suben ciertas hormonas como el cortisol y la adrenalina y se produce estrés, lo que a su vez genera que mi capacidad para funcionar y pensar racionalmente sea menor”, expuso Rubén Castañeda, codirector de la fundación.

Esta reacción humana activa el “modo sobrevivencia” que conduce a patrones de violencia, ansiedad o depresión, así como caer en conductas ilógicas, ya sea creer noticias falsas o productos milagro, así como realizar compras de pánico.

El especialista del Cedat señaló que se debe estimular la otra parte, la corteza frontal del cerebro, el sistema nervioso autónomo y parasimpático para liberar oxitocina.

La primera estrategia, que se denomina mindfulness o atención plena es, tal vez, la más sencilla: simplemente detenerse, respirar y reconocer la situación, que las emociones son sólo eso, se pueden nombrar y controlar, para pensar con claridad y eficiencia.

El segundo paso es la comunicación. Estar en contacto telefónico, virtual o simbólico con personas que viven o entienden la misma situación, permite activar redes de apoyo, fortalecer vínculos y la misma interacción se convierte en un antidepresivo natural.

Finalmente, dar atención a alguien más. La generosidad y la empatía, compartir un poco de tiempo, conocimiento o recursos también sirven como terapia personal y ayuda a resolver problemas de una persona en necesidad.

Durante 15 años y con el aval del Instituto de Neurociencias de la UdeG, el Cedat ha trabajado con jóvenes en reclusión con estas técnicas para ayudar a su desarrollo y ahora las compartirá de forma gratuita en foros, sesiones y manuales por medio de su página www.facebook.com/CEDATac/.

Técnica 911

Tal como se relaciona con el número de emergencia, se usa para momentos difíciles o de muchísimo estrés.

Lo único que hay que hacer es respirar, de forma consiente, inhalando en nueve tiempos, contener, exhalar en 11 tiempos y repetirla las veces que sean necesarias, para dar un espacio entre la activación emocional (enojo, ira, frustración) y nuestra respuesta, evitando reaccionar de una forma violenta.