Esta es la verdad no contada de la Coca-Cola mexicana

La Coca-Cola hecha en México está elaborada con azúcar de caña a diferencia de la estadounidense

México ha defendido el uso del azúcar en la producción de la industria refresquera.
México ha defendido el uso del azúcar en la producción de la industria refresquera.
Foto: Paras Griffin / Getty Images

Si vas al pasillo de refrescos de algún supermercado junto a las latas y botellas de plástico de Coca-Cola, podrás encontrar una versión de botellas de vidrio con cuello largo del refresco de cola. El envase tiene el texto en español.

Lo más probable es que se trate de una versión de la Coca-Cola elaborada en México.

Lo que hace diferente la versión del producto elaborado en Estados Unidos del que está elaborado en México es la receta.

La Coca-Cola hecha en México está elaborada con azúcar de caña, mientras que la Coca-Cola de los Estados Unidos se fabrica con jarabe de maíz de alta fructosa, según lo explica refinery29.

¿Qué producto prefieres?

Algunas personas dicen que la Coca-Cola hecha en México tiene mejor sabor, por el contrario, otros prefieren la elaborada en Estados Unidos.

Kenji López-Alt, el ganador de Premio James Beard, realizó una prueba de degustación con 8 amigos. Según Serious Eats 7 de ellos eligieron la Coca-Cola hecha en Estados Unidos por su sabor y aroma por encima de la mexicana.

Relacionado: Conoce el ingrediente que diferencia el sabor de Pepsi de la Coca–Cola.

¿Por qué los ingredientes son diferentes?

Una de las razones de los ingredientes en la producción del popular refresco, es la guerra comercial que existe entre las dos naciones. La revista Smithsonian señala que la industria refresquera mexicana ha preferido endulzar sus bebidas con azúcar como una medida para ayudar a la industria azucarera del país.

En el año de 1997, México aprobó un arancel sobre el jarabe de maíz de alta fructosa para apoyar la industria azucarera debido a la competencia que representa.

Estados Unidos, que exporta grandes cantidades de jarabe de maíz, llevó el caso a la Organización Mundial del Comercio (WTO) que falló a favor.

Cinco años después, México intentó prohibir el jarabe de maíz a través de un impuesto alto por su uso por lo que Estados Unidos volvió a llevar el caso ante la WTO quien dictaminó que los esfuerzos de proteger a la industria azucarera mexicana contra las incursiones de jarabe de maíz de alta fructosa importado eran barreras comerciales por lo que volvió a fallar a favor de Estados Unidos.

Después de los recursos legales, México parece que está haciendo algo bien para mantener el jarabe de maíz de alta fructuosa fuera de la industria refresquera, porque la Coca-Cola mexicana que se exporta a Estados Unidos continúa siendo elaborada con caña de azúcar.

Peter Liebhold, curador del Museo Nacional de Historia Americana, dice que “aunque hay algunos pequeños terratenientes ganándose la vida”, durante una entrevista en la revista Smithsonian , “la agricultura mexicana de hoy en día es un remanente del sistema de haciendas”.

Muchos consumidores están dispuestos a pagar una Coca-Cola mexicana en Estados Unidos.

En 2011 el chef David Chang, dueño del Momofuku Noodle Bar en la ciudad de Nueva York cobró $5 dólares por una Coca-Cola mexicana. Chang se defendió en Twitter mediante una simple explicación: “Coca-Cola mexicana = es difícil de conseguir en NYC cuesta + dinero”.

Relacionado: 10 tips de expertos para abandonar el azúcar en tu vida diaria definitivamente.

Ingredientes:

La Coca-Cola Mexicana contiene:

  • Agua carbonatada
  • azúcar
  • colorante caramelo
  • ácido fosfórico
  • sabores naturales
  • cafeína

La Coca de Estados Unidos contiene:

  • Agua carbonatada
  • Jarabe de maíz de alta fructosa
  • Colorante
  • Caramelo
  • Ácido fosfórico
  • Sabores naturales
  • Cafeína

Relacionado: Coronavirus podría causar escasez de Diet Coke en Estados Unidos.

Una razón para preferir el azúcar de la Coca-Cola mexicana al jarabe de maíz de alta fructosa a la Coca-Cola estadounidense es la idea que el azúcar es más saludable.

De acuerdo a Jane Brody, columnista de salud del New York Times “cuando se trata de calorías y aumento de peso, no existe diferencia si el edulcorante fue derivado del maíz, la caña de azúcar, la remolacha o el jugo de fruta concentrado. Todos contienen una combinación de fructosa y glucosa y proporcionan el mismo número de calorías”.

El artículo del Times cita a Michael Jacobson del Centro para la Ciencia de Interés Público quién dice: “Si la industria alimentaria se deshiciera de todo el jarabe de maíz de alta fructuosa y lo reemplazará por azúcar, tendríamos los mismos problemas que tenemos ahora con la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas”. Es un mito urbano que el jarabe de maíz de alta fructosa tiene una toxicidad especial”.

La botella

Otro de los atractivos de la Coca-Cola Mexicana es la estética del contorno de la botella de vidrio. En 1930 una revista francesa calificó al envase como “hermosa botella con curvas de contorno”, en medio de las especulaciones de que estaba modelada sobre la figura de una mujer.

Sin embargo Ted Ryan, historiador de la marca, quien dice que en realidad la inspiración fue una vaina de cacao.

Algunos consumidores piensan que la bebida tiene un significado cultural y político. La revista señala que algunos consumidores ven en el azúcar un negocio más responsable que el jarabe de alta fructosa sin embargo, los mismos consumidores beben Coca-Cola, una marca global.

No importa de dónde venga tu Coca-Cola favorita, en Estados Unidos puedes decidir tus gustos y elegir quedarte o no con la botella de vidrio que se hace en México.

También te interesará: