Análisis revela que el Tesla Model Y no es lo que Elon Musk prometió

Tras un análisis de manufactura, se ha revelado que el Tesla no cumplió con la promesa de reducir el cableado utilizado en el Model Y, pese a haber desarrollado un sistema patentado para dicho propósito

Análisis revela que el Tesla Model Y no es lo que Elon Musk prometió
Tesla Model Y. Crédito: Cortesía Tesla.
Foto: Cortesía

Sandy Munro es un afamado especialista en análisis de manufactura, quien actualmente se encuentra analizando el montaje del Tesla Model Y en busca de posibles mejoras o irregularidades presentes en el ensamble del auto.

Munro ya ha analizado aspectos como el monocasco, la calidad percibida de los ajustes de la carrocería o las mejoras introducidas respecto al Model 3, sin embargo, ahora se centra en el sistema de cableado, el cual, en teoría, tendría que ser mucho mejor organizado e implementado gracias a un sistema patentado por Tesla que facilitaría el proceso a los robots de ensamble.

De acuerdo con el portal FCE, Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, prometió en su momento que el cableado del Model Y se reduciría notablemente respecto al del Model 3 gracias al uso de un circuito flexible, el cual además permitiría a los robots de la cadena de montaje una manipulación más sencilla de todo el conjunto, lo que a su vez conduciría a una mayor automatización y por lo tanto a un coste productivo inferior.

Tomando en cuenta dicha promesa, Sandy Munro comenzó el desmontaje del Model Y, destacando el uso de una cubierta rígida a modo de «tubería» que englobaba parte del cableado. Sin embargo, el experto ahora ha realizado un análisis más profundo y ha llegado a la conclusión de que el cableado no es tan revolucionario como podría parecer, más allá del uso de una carcasa rígida.

Munro compartió la información a través de un video en su canal de Youtube MunroLive, y visiblemente decepcionado, explicó que en realidad la cantidad de cables no se ha reducido a pesar de que en su momento Tesla patentó un sistema para ello, y que, en definitiva, el Model Y no incorpora ningún nuevo conjunto más corto y fácil de instalar por robots, sino que simplemente añade un par de carcasas para algunos cables concretos.

Pero esa no fue la única cuestión que no le gustó a Munro del Model Y, sino que, además, notó que el cable de carga no permite aplicaciones más allá de la principal, que es cargar el vehículo. El auto no está preparado para sistemas de carga bidireccional, por lo que no podrá emplearse en el futuro como almacenamiento energético estacionario mediante tecnologías como el V2G.

**********

Te puede interesar.