Negocios de California siguen adelante con sus planes de reapertura aunque el estado no se los permita

Una barbería de Laguna Hills estaría atendiendo a sus clientes desde la semana pasada a pesar de que no es un comercio esencial y de que aún no es el momento según el plan propuesto por el estado

Captura de pantalla del anuncio de la barbería sobre su reapertura.
Captura de pantalla del anuncio de la barbería sobre su reapertura.
Foto: Cortesía

La barbería The Barberhood ubicada en Laguna Hills, California inició sus operaciones la semana pasada a pesar de que el estado mantiene las restricciones sobre la actividad de comercios no esenciales.

A pesar de que el estado se prepara para ir a la segunda fase en el plan de reapertura desde mañana viernes, las barberías, spa y salones de belleza están contemplados para la tercera fase del plan de reactivación económica.

Pero desde hace varios días establecimientos de belleza de California han reiniciado sus operaciones a pesar de que las autoridades no han levantado las restricciones impuestas.

Los dueños de la barbería de The Barberhood argumentaron su decisión en un comunicado publicado en sus redes sociales. Los administradores afirman que, “Están intentado encontrar un balance entre la necesidad de protegerse y la necesidad del lugar y de los barberos de generar ingresos”.

Según afirman estuvieron en conversaciones con diversas autoridades como la cámara de comercio y la Policía para asegurarse de que no estaban quebrantando la ley.

En el lugar han tomado medidas preventivas en orden de restablecer el servicio que ofrecen.

Separaron las sillas de los estilistas y de la sala de espera a la distancia mínima requerida, desinfectan las instalaciones y los equipos después de cada cliente, también miden la temperatura de los estilistas antes de iniciar y tanto barberos como clientes deben usar tapabocas.