Cómo deben comer las personas que sufren de dificultad para tragar

Para quien sufre dolor intenso en la garganta, resulta muy incómodo el momento de comer

Cómo deben comer las personas que sufren de dificultad para tragar
Foto: Shutterstock

La disfagia, o dificultad para tragar el bolo alimenticio, es un padecimiento que normalmente también sufren las personas con otras enfermedades, como Alzhemier o Parkinson.

También se puede presentar en quien ha sufrido un accidente cerebrovascular o debido a la presencia de tumores. Estos problemas impiden que la persona forme el bolo y lo pueda tragar correctamente, de acuerdo a la nutricionista Laura González para Efe Salud.

Qué deben comer las personas con disfagia

Quienes tienen dificultad para tragar deben consumir los alimentos en pequeñas porciones, y evitar aquellos que les hagan daño. Así, no deben consumir frutas o verduras que contengan semillas. Hay que tener especial cuidado con el pescado para evitar las espinas.

Por otro lado, es preferible que los alimentos estén bien triturados y servirlos en porciones pequeñas. Al mismo tiempo, hay que asegurarse que no estén muy calientes, pero al mismo tiempo hay que evitar los recalentados.

También deben asegurarse de que los alimentos no tengan grumos. La especialista recomienda añadir un poco de líquido, preferiblemente leche, para que el alimento no pierda sus nutrientes y pueda ser tragado con más facilidad.

shutterstock_1180898659
Foto: Shutterstock

Cómo alimentarse

Los alimentos deben servirse en cantidades pequeñas. Por eso es necesario prepararles comidas que sean nutritivas para que se puedan beneficiar de todos los nutrientes. Al mismo tiempo, es mejor utilizar cucharas pequeñas, como las que se usan para los postres para que puedan ingerir la comida.

Las papillas son una buena opción para facilitar el tragado de alimentos. Por otro lado, no hay que olvidarse de las fibras y de las proteínas, ya que son necesarias. En el caso de la fibra, se pueden obtener de frutas, y vegetales, pero de nuevo, hay que tener cuidado de que estas no contengan semillas y servirlas en papillas o purés.

En cuanto al consumo de agua, también debe suministrarse en cantidades apropiadas, y se pueden usar espesantes de líquidos que se pueden conseguir en farmacias. Esta es una alternativa para evitar la deshidratación u otras complicaciones.

La disfagia puede presentar un reto en la alimentación de las personas que la padecen. Sin embargo, tomando algunas medidas sencillas a la hora de comer, la situación se puede llevar con naturalidad y sin inconvenientes.