Una importante ciudad del sur de la Florida da luz verde para que los gimnasios comerciales puedan abrir, aunque está prohibido

Podrán abrir con ciertas restricciones, especialmente para mantener la distancia social

Una importante ciudad del sur de la Florida da luz verde para que los gimnasios comerciales puedan abrir, aunque está prohibido
Foto: unsplash

Fort Lauderdale se unirá al resto de Florida, a excepción del condado de Miami-Dade y otras partes del condado de Broward, para permitir que los gimnasios comerciales vuelvan a abrir hoy lunes por la mañana. Las clases de ejercicios también puede reanudarse a partir de hoy lunes con restricciones, según el alcalde de Fort Laurdedale, Dean Trantalis.

Sin embargo, el condado de Broward tiene una orden ejecutiva que solo permite la apertura de gimnasios privados en complejos multifamiliares. No está seguro de dónde podría terminar esto, pero Trantalis dijo: “Durante el fin de semana, la ciudad amplió la lista de negocios que pueden abrir. Actuando de acuerdo con una orden ejecutiva firmada el viernes por el gobernador DeSantis, estamos permitiendo gimnasios comerciales reanudar las operaciones además de la apertura parcial de restaurantes, tiendas minoristas y salones.

Sin embargo, un portavoz del condado de Broward confirmó que los gimnasios no están permitidos para su reapertura.

Te puede interesar: 35,000 tests de coronavirus de Florida eran falsos: miles podrían estar contagiados y no saberlo

Habrá restricciones en el lugar.

Los gimnasios no pueden exceder el 50 por ciento de su capacidad. Los empleados deberán usar máscaras faciales y someterse a controles de salud antes de comenzar a trabajar todos los días.

A los clientes se les revisará la temperatura al ingresar y se les negará el acceso si tienen fiebre.

Las estaciones de máquinas y equipos se separarán seis pies y se desinfectarán después de cada uso.

Te puede interesar: Organizan una boda “drive-thru” en el sur de la Florida debido al coronavirus

Las duchas estarán cerradas. Se debe proporcionar desinfectante de manos en todas las entradas, y todos los clientes y empleados deben desinfectarse a la entrada.

Además, las clases de acondicionamiento físico deben mantener el requisito de distancia de seis pies entre los participantes.

Trantalis dijo que la ciudad cumplió con las medidas de salud pública para pasar a la Fase 1 de reapertura con la disminución de las tasas de infección.