Parques en época de coronavirus: San Francisco marca con círculos la distancia social

San Francisco decora sus parques de círculos en el suelo por la pandemia
Parques en época de coronavirus: San Francisco marca con círculos la distancia social
Cuatro parques de San Francisco han sido equipados con círculos blancos para recordar la distancia social.
Foto: JOHN G. MABANGLO / EFE

SAN FRANCISCO – Con las directrices de distanciamiento social aún en vigor y a las puertas de un fin de semana que se prevé muy caluroso, San Francisco halló una manera de facilitar el disfrute al aire libre guardando las distancias para prevenir el contagio con COVID-19: una serie de círculos de 10 pies en el suelo de sus parques.

La imagen resulta de lo más curiosa en Dolores Park, una de las zonas verdes más icónicas de la urbe californiana, en el barrio latino de Mission, donde da la sensación de que se ha sustituido la hierba por una gigantesca alfombra estampada.

Decenas de círculos blancos dibujados con tiza, de 10 pies de diámetro y a unos 8 pies unos de otros, ocupan gran parte del espacio verde del parque, con una impresionante vista del centro de San Francisco en el fondo.

La idea es que quienes acudan al parque se asignen a sí mismos un círculo y no lo abandonen, garantizando así que en ningún momento estarán a menos de 8 pies de otros visitantes.

Dentro del círculo está permitido todo aquello que se quiera, siempre y cuando no implique entrar en contacto con los ocupantes de otros círculos (no se puede, por ejemplo, pasarse una pelota de uno a otro círculo), pero se puede tomar el sol, leer, hacer estiramientos, malabares, fumar marihuana -legal en todo el estado de California- o charlar con los vecinos de los otros círculos.

“Me parece una buena idea. No siempre es fácil guardar las distancias y esto ayuda, permite visualizarlo de forma muy clara. Y, oye, ¡hasta son bonitos!”, cuenta Yupta Gillis, una vecina de Mission que aprovechó la soleada mañana del viernes para acudir a leer al parque.

La idea es evitar que se repitan escenas como las vividas en fines de semana pasados, cuando los parques de San Francisco se llenaron hasta arriba de visitantes que no respetaban el distanciamiento social y que llevaron a la alcaldesa de la ciudad London Breed, a amenazar con cerrar Dolores Park a principios de mayo.

Además de Dolores Park, la ciudad también ha dibujado círculos en el suelo de otras zonas verdes populares entre los residentes como LIttle Marina Green, Washington Square y Jackson Playground.

La ciudad de San Francisco, con 881,000 habitantes, fue la primera gran urbe de EEUU en decretar medidas de confinamiento, y los expertos coinciden en apuntar a esta decisión como una de las claves del impacto reducido que ha tenido el coronavirus dentro de sus límites: desde el inicio de la crisis sanitaria sólo ha registrado 40 muertos y 2,320 contagiados por coronavirus.

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de 1,590,349 casos confirmados de COVID-19 y la de 95,495 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins