Abuso infantil en Palmdale: un tío rompe el silencio casi 7 años después de la muerte de Gabriel Fernández

Chris Contreras, el tío de Gabriel, dio a conocer sus vivencias en una entrevista con ABC 7 cuando se cumplen 7 años de la muerte del niño, por abusos de sus padres

El pequeño Gabriel Fernández falleció tras sufrir fracturas en el cráneo y las costillas así como quemaduras en casi todo el cuerpo.
El pequeño Gabriel Fernández falleció tras sufrir fracturas en el cráneo y las costillas así como quemaduras en casi todo el cuerpo.
Foto: Archivo/J. Emilio Flores / La Opinión

Este fin de semana se cumplen siete años desde que el abuso infantil de sus padres cobró la vida de Gabriel Fernández, de 8 años. Su memoria ha generado pasos positivos para salvar a los niños. Quienes que conocieron a Gabriel hablaron con ABC7 sobre el niño.

“No pueden luchar por sí mismos, no pueden hablar por sí mismos. Necesitan a alguien más para hacerlo, pero especialmente durante este tiempo. Ustedes deben preocuparse”, dijo entonces el vicefiscal de distrito Jon Hatami.

La cruzada del fiscal para proteger a los niños se encendió en el complejo de Palmdale donde vivía Gabriel.

El tío de Gabriel, Chris Contreras, está rompiendo su silencio. Él y su esposa adoptaron a los hermanos de Gabriel, los niños lastimados que aún vivían.

“Algo lo trae de vuelta. Son todas esas emociones que están ahí. No es más fácil”, dijo Contreras.

Ezequiel tenía 12 años y Virginia 10 cuando presenciaron la tortura infligida por su propia madre, Pearl Fernández, y su novio Isauro Aguirre.

Los niños vivían en una casa dominada por el miedo. Los menores testificaron sobre el bate, las armas BB, la caja donde Gabriel estaba confinado, las acusaciones de que era homosexual. Hasta el día de hoy, Contreras dice que los hermanos de Gabriel no se pueden divertir, no importa cuánto él lo intente.

“Desafortunadamente, creo que esto es algo que los afectará el resto de sus vidas. De una forma u otra”, dijo Contreras.

Para él, es personal. Apunta al Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS). “Lo que hicieron fue casi tan malo como lo hicieron Pearl e Isauro”, dijo Contreras a ABC7.

Cuatro fueron acusados, pero el tribunal de apelaciones desestimó el caso y dictaminó que los trabajadores de DCFS no tenían la responsabilidad legal de cuidar a un niño como los padres. Una posición rechazada por Hatami.

“Creo que no solo tienes la obligación moral y ética de salvar a ese niño, creo que tienes la obligación legal de salvarlo. Y si no lo haces, creo que el público debería tener el derecho de responsabilizarte penalmente “, dijo Hatami.

Isauro Aguirre fue condenado a muerte. Pero el gobernador Gavin Newsom, citando su sentido personal de moralidad, suspendió todas las ejecuciones mientras esté en el cargo.

Contreras dice que Aguirre no merece piedad, y dice que la evidencia lo respalda.

“Les mostraría a todos esa foto de Gabriel en el hospital. Porque no importa cuántas veces vi sonreír a Gabriel, cuando pienso en Gabriel ahora, lo imagino en la cama del hospital, sin despertar”.

El recuerdo de Gabriel en el hogar es tan doloroso que lo evitan.

Pero Contreras dice que recientemente se abrió una puerta. El documental de Netflix, “The Trials of Gabriel Fernandez”, lo vieron juntos.

La serie originalmente incluía a la familia Contreras, pero para permitir más tiempo para la curación, Contreras solicitó que se quitara esa parte.

Pero él vio cómo abría mentes y corazones. Contreras recibió un apoyo que nunca imaginó.

“No puedo decirte cuántas personas con las que he hablado han elegido una carrera en los servicios sociales porque dicen que quieren hacer una diferencia”, dijo Contreras.

“Cuántas personas han nombrado a sus hijos después de Gabriel, el segundo nombre de mi hijo de cinco años es Gabriel”.

La “Ley de Gabriel”

Y hay ahora un nuevo impulso para la “Ley de Gabriel”. Le daría a un oficial en una llamada de abuso una forma de verificar rápidamente el historial del Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) y alertar al trabajador social.

La propuesta es impulsada por la prima de Gabriel, Emily Carranza, quien culpa a los trabajadores sociales también por no evitar la muerte de Gabriel.

“Tenían ventaja, honestamente creo que debieron moverlo y salvarlo. Pero no lo hicieron”, dijo Carranza.

El jefe de DCFS dijo a ABC7 que desde la muerte de Gabriel, el sistema ha sido revisado. “Hemos agregado miles de trabajadores sociales, lo que ha aumentado nuestra capacidad de poder trabajar muy de cerca con las familias”, dijo Bobby Cagle, director del Departamento de Servicios para Niños y Familias del condado de Los Ángeles.

Cagle no estaba disponible para responder preguntas de seguimiento sobre dos casos más recientes de muerte de niños en casos atendidos por DCFS, también en Antelope Valley: Anthony Avalos y Noah Cuatro.

“Los niños siguen siendo asesinados. Los niños siguen siendo asesinados. Los niños siguen siendo torturados y esto es después de Gabriel”, dijo Hatami.

El poder de cambio, dice Hatami, se refleja en un creciente monumento. Entre los juguetes y los tiernos recuerdos, una llamada para salvar a los niños antes de que sea demasiado tarde.

“Sé que aquellos que han escuchado o visto su historia. Al menos esas personas van a hacer su parte y sé que los niños se han salvado debido a su historia”, dijo Contreras.