Justin y Hailey Bieber amenazan con demandar a cirujano por asegurar que la modelo se operó el rostro

Daniel Daniel Barret publicó un video donde asegura que las facciones de la joven no son completamente naturales
Justin y Hailey Bieber amenazan con demandar a cirujano por asegurar que la modelo se operó el rostro
Hailey Baldwin, ahora también conocida como Hailey Bieber.
Foto: VALERIE MACON/AFP/Getty Images

Solo una semana después de que Hailey Bieber expresara abiertamente la indignación que le invadía ante los rumores que, sobre su aspecto, corrían como la pólvora por las redes sociales, conjeturas ligadas a la posibilidad de que la joven de 24 años se hubiera sometido a ciertos retoques faciales por medio de la cirugía plástica, ahora tanto la maniquí como su afamado marido, el cantante Justin Bieber, han decidido cortar de raíz el problema dirigiéndose directamente a la fuente de tales habladurías.

Y lo cierto es que el matrimonio no ha tardado en encontrar al responsable de esta polémica teoría -y de su difusión masiva en la esfera virtual- en la plataforma de vídeos Tik Tok, especialmente popular en estos tiempos de pandemia gracias a las herramientas que pone a disposición de todos los internautas para estimular su creatividad. Sin embargo, en el caso del doctor Daniel Barret, el ya mediático cirujano que sostiene que las facciones del rostro de Hailey no son en absoluto naturales, sus impactantes declaraciones han sido más que suficientes para convertirle automáticamente en uno de los usuarios más seguidos de la red y, asimismo, en uno de los más controvertidos.

Tanto es así, que el matrimonio habría amenazado con emprender acciones legales contra este médico a cuenta del ejercicio de difamación que habría realizado contra la estrella de las pasarelas, con el ataque a su honor y a su dignidad que ello conllevaría. Las tradicionales inseguridades que ha venido exhibiendo la sobrina de Alec Baldwin en relación con su aspecto físico -o al ser comparada con ciertas exnovias de su marido- han contribuido notablemente a intensificar esa sensación de agravio que motivaría su decisión.

En el caso de que fuera declarado culpable de un supuesto comportamiento injurioso, es más que probable que el castigo a recibir por el citado doctor Barret se vea agravado por dos factores ligados al ámbito comunicativo, el exceso de publicidad que lleva aparejada su acción, teniendo en cuenta que los usuarios de Tik Tok se cuentan ya por millones y, asimismo, el ánimo de lucro o notoriedad personal que se desprendería de su gesto.