Estados Unidos acusa a grupo de chinos y norcoreanos por desviar fondos al programa nuclear de Pyongyang

Docenas de norcoreanos y chinos fueron acusados por el Departamento de Justicia por un plan de lavado de dinero multimillonario para financiar el programa nuclear de Corea del Norte

Estados Unidos acusa a grupo de chinos y norcoreanos por desviar fondos al programa nuclear de Pyongyang
Los acusados lavaron dinero para el programa nuclear de Corea del Norte.
Foto: STR/AFP/Getty Images

Los fiscales federales de Estados Unidos revelaron el jueves una acusación de 50 páginas contra decenas de personas por transferir ilegalmente más de $2,500 millones de dólares a través del sistema financiero global al banco de divisas de Corea del Norte desde 2013, en un esfuerzo por eludir las sanciones de Estados Unidos.

La acusación del gran jurado señala a 28 norcoreanos y 5 ciudadanos chinos de apoyar a “más de 250 compañías pantalla” para lavar pagos que “transitaban por Estados Unidos”, después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al Banco de Comercio Exterior por su apoyo al programa de misiles nucleares y balísticos de Corea del Norte.

La acusación identifica sucursales encubiertas creadas por el banco y que operan en China, Rusia, Tailandia, Libia, Austria y Kuwait que, según los fiscales, ayudaron a facilitar los pagos a Corea del Norte.

Entre los acusados ​​se encontraban dos ex presidentes del Banco de Comercio Exterior, Ko Chol Man y Kim Song Ui, a quienes el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha apuntado directamente con sanciones, por ayudar a dirigir el financiamiento al programa de armas de destrucción masiva de Corea del Norte.

El caso ha estado sellado desde febrero y ninguno de los funcionarios mencionados ​​en la acusación se encuentra actualmente bajo custodia estadounidense.

El anuncio de las acusaciones se produce cuando las conversaciones nucleares entre Estados Unidos y Corea del Norte siguen en el limbo, después de que los medios estatales norcoreanos informaron a principios de esta semana que Kim Jong Un convocó una reunión con líderes militares para discutir el “refuerzo” del arsenal nuclear del país.

“EE.UU. recalca su compromiso para alterar la capacidad de Corea del Norte para acceder de manera ilegal al sistema financiero de EE.UU., y limitar el uso de los beneficios de estas acciones ilícitas para respaldar su programa de armas de destrucción masiva”, indicó Michael R. Sherwin, el fiscal interino del Departamento de Justicia en un comunicado.

Te puede interesar: