Estados Unidos despliega un nuevo tipo de arma nuclear que es clave para contrarrestar a Rusia

El arma es la ojiva nuclear W76-2, considerada una opción nuclear flexible y limitada

Estados Unidos despliega un nuevo tipo de arma nuclear que es clave para contrarrestar a Rusia
La ojiva nuclear W76-2 probablemente irá en todas las futuras patrullas submarinas de misiles.
Foto: Koichi Kamoshida/ / Getty Images

El ejército de Estados Unidos desplegó una nueva arma nuclear de bajo rendimiento lanzada por un submarino, algo que el Pentágono ve como crítico para contrarrestar la amenaza que representa el arsenal de armas nucleares tácticas más pequeñas de Rusia.

Varios ex funcionarios de alto rango de la administración, sin embargo, han dicho que las armas aumentan el potencial de conflicto nuclear, reporta CNN.

“La Marina de los Estados Unidos ha enviado la ojiva balística de misiles balísticos de bajo rendimiento W76-2”, dijo John Rood, subsecretario de defensa de política, en un comunicado el martes.

La nueva arma nuclear es una modificación de la ojiva W-76 preexistente, que se usa para armar misiles Trident II (D-5) lanzados por submarinos, por lo que la nueva arma no se suma al número total de armas nucleares en la reserva de Estados Unidos.

Los códigos de lanzamiento nuclear y las opciones nucleares para el presidente ahora se han actualizado para reflejar esta arma, confirmó un funcionario estadounidense a CNN.

Las nuevas ojivas, la primera nueva arma nuclear de Estados Unidos en décadas, se produjeron por primera vez en febrero del año pasado.

El arma menos poderosa se solicitó en la Revisión de la Postura Nuclear de la Administración Trump en 2018, que advirtió que los adversarios podrían creer que podrían usar un arma nuclear más pequeña contra EEUU o sus aliados, sin temor a que EEUU lancen una represalia nuclear debido a que las armas estadounidenses son desproporcionadamente más destructivas.

“La expansión de las opciones nucleares flexibles de Estados Unidos ahora, para incluir opciones de bajo rendimiento, es importante para la preservación de la disuasión creíble contra la agresión regional. Aumentará el umbral nuclear y ayudará a garantizar que los adversarios potenciales no perciban ninguna ventaja posible en la escalada nuclear limitada, lo que hace el empleo nuclear menos probable”, dice en la Revisión de Postura Nuclear 2018.

El plan requería modificar las ojivas estadounidenses existentes en misiles balísticos lanzados desde submarinos, como parte de un programa de cinco años y de $50 millones de dólares.

Cada submarino solo transportaría algunos de estos nuevos misiles, y estarán armados principalmente con misiles estratégicos de mayor alcance.