Muere en California preso hispano que se había recuperado de coronavirus

Adrián Solarzano pagaba 20 años en una prisión federal en California
Muere en California preso hispano que se había recuperado de coronavirus
Prisión Federal de Terminal Island.
Foto: Google Maps

Un hispano que cumplía una condena de 20 años en la cárcel federal Terminal Island, en la localidad californiana de San Pedro, murió después de supuestamente haberse recuperado de coronavirus, informaron este jueves medios locales.

Adrián Solarzano, de 54 años, dio positivo al virus el pasado 16 de abril y fue aislado hasta el 10 de mayo, cuando el Departamento de Prisiones (BOP) lo consideró “recuperado” ya que no mostraba síntomas, informó el periódico Los Angeles Times.

Sin embargo, el hispano se quejó de dolor en el pecho y ansiedad el pasado 15 de mayo y debió ser hospitalizado. En el nosocomio nunca se llegó a recuperar y murió el domingo 24 de mayo.

Según el rotativo, en el hospital Solorzano fue examinado dos veces para detectar COVID-19, pero ambos resultados dieron negativos.

De confirmarse que murió por COVID-19, el latino sería el noveno reo que contrajo el virus en esta cárcel federal y muere. En este presidio se llegó a registrar más de 700 casos positivos.

Entre los fallecidos se encuentra Eduardo Robles-Holguín, de 58 años, quién cumplía una sentencia de 20 meses por ingresar de manera ilegal y reiterada a Estados Unidos.

El BOP)dijo que Robles-Holguín, de origen mexicano, fue hospitalizado el 25 de abril tras acudir a la enfermería de la correccional con síntomas de COVID-19. El indocumentado murió a principios de mayo.

Cerca del 70% de la población de esta cárcel, ubicada en el condado de Los Ángeles, ha resultado positivo, entre los que se cuentan una gran cantidad de reclusos que no presentaron síntomas.

De acuerdo a cifras del BOP, este jueves hay 1,747 reclusos en las cárceles federales de todo el país infectados con el virus, y 187 miembros del personal carcelario ha dado positivo a las pruebas.

Las muertes de reclusos federales infectados con la enfermedad se elevó a 64. Ningún miembro del personal de BOP contagiado ha fallecido.

Actualmente, 3,232 reclusos y 413 empleados se han recuperado de la enfermedad. Las autoridades no establecieron si en esta cifra figura Solarzano.