NYC podría ver el regreso de 400,000 trabajadores el mes próximo cuando entre en la fase 1

La ciudad de Nueva York comenzará la fase 1 de reapertura en junio, aunque el alcalde no precisó en qué fecha

NYC podría ver el regreso de 400,000 trabajadores el mes próximo cuando entre en la fase 1
De Blasio anunció que la ciudad comenzará la reapertura en junio.
Foto: Andrew Burton/Getty Images

Hasta 400,000 trabajadores podrían regresar a trabajar cuando la ciudad de Nueva York comience la primera fase de su reapertura en junio, ya que el epicentro nacional de la pandemia de COVID-19 parece comenzar una larga recuperación del cierre ordenado para evitar a propagación del coronavirus.

El alcalde Bill de Blasio presentó el jueves las pautas para las empresas que podrán abrir sus puertas en las próximas semanas, y estimó que entre 200,000 y 400,000 personas más se presentarán a trabajar en persona cuando comience la reapertura económica.

Cuando le preguntaron sobre las opciones de transporte para una ciudad tan dependiente del transporte público. De Blasio respondió: “Durante los próximos meses, la gente tomará sus propias decisiones”, dijo. “Algunas personas se sentirán cómodas en el transporte público, otras no”.

La ciudad de Nueva York es la única región en el estado que permanece bajo una orden de cierre total.

Las autoridades estiman que, en algún momento de las dos primeras semanas de junio, la ciudad alcanzará los puntos de referencia de salud pública necesarios para iniciar la primera fase de una reapertura gradual.

Cuando eso suceda, se permitirá la reapertura de la construcción, la fabricación, la venta mayorista y minorista, pero con una serie de restricciones destinadas a reducir la transmisión de la enfermedad.

Las tiendas minoristas regulares solo podrán ofrecer recogidas en la acera o en la tienda.

Las empresas tendrán el mandato de mantener a las personas a seis pies de distancia, con solo una persona permitida en áreas estrechas como ascensores y mostradores de salida. Tendrán que asegurarse de que los empleados usen máscaras y verificar si tienen síntomas de COVID-19 a diario.

El gobierno de la ciudad planea publicar un libro de reglas detallado la próxima semana y lanzar una línea directa para dueños de negocios con preguntas, dijo De Blasio.

Las autoridades realizarán inspecciones aleatorias de la reapertura de negocios, comenzando con advertencias para corregir las violaciones de seguridad que se convertirán en multas si no cumplen.

Mientras que un puñado de empresas han comenzado a reabrir desafiando las órdenes de cierre, De Blasio calificó esa acción de “idiota” por no esperar el visto bueno oficial.

El alcalde no dio una fecha específica para cuándo comenzará la reapertura. “El día que sucede es el día en que los números nos dicen que estamos allí”, dijo.