Una copa de vino al día ¿Es un hábito saludable?

En los últimos años mucho se ha hablado sobre los beneficios medicinales de beber un vaso de vino al día. Conoce lo que este hábito puede hacer por tu salud

Una copa de vino al día ¿Es un hábito saludable?
El vino es rico en antioxidantes que brindan extraordinarias propiedades terapéuticas.
Foto: Getty Images

El vino es uno de los productos más antiguos que existen, no en vano desde hace siglos de volvió parte importante de las tradiciones de diversas culturas en el mundo. Gracias a esto actualmente es considerado una de las bebidas alcohólicas más consumidas a nivel internacional y de la cual se han documentado extraordinarios beneficios. 

Recientemente se ha hablado mucho sobre las bondades de beber vino con moderación, para ser exactos un vaso al día. Si eres amante de esta bebida y tienes la costumbre de beber una copa con los alimentos, seguramente te resultará interesante conocer sobre sus efectos en la salud. 

Sobre los beneficios potenciales de beber vino:

1. Extraordinario aporte en antioxidantes

Existen muchos productos ricos en antioxidantes y uno de los que encabeza la lista es el vino, probablemente has escuchado sobre los beneficios que brinda el consumo de estas sustancias en el funcionamiento del organismo. Y en realidad son muchos, entre las principales virtudes de estos compuestos se encuentra su capacidad de prevenir el daño celular causado por la inflamación y el estrés oxidativo, al tratar la inflamación crónica estamos combatiendo la aparición de numerosas enfermedades degenerativas. Los expertos recomiendan optar por el consumo de las variantes de vino tinto, ya que este tipo de uva es más rico en antioxidantes que los vinos blancos.

2. Gran aliado contra la inflamación

Los polifenoles antioxidantes que contiene el vino se asocian con maravillas para reducir la inflamación crónica, recordemos que esta condición se asocia con la parición de la mayoría de las enfermedades degenerativas que existen entre las que se destacan las afecciones cardíacas, los trastornos autoinmunes y ciertos tipos de cáncer. Diversos estudios han comprobado que esta gran virtud se debe a que el vino contiene un compuesto llamado resveratrol, que es el responsable de otorgar sus propiedades antiinflamatorias, también existen investigaciones que afirman que el consumo moderado de vino se relaciona con una respuesta inflamatoria reducida.

3. Mejora la salud del corazón

El vino es un buen amigo del corazón, diversos estudios comprueban que el consumo moderado de vino reduce significativamente las tasas de enfermedad cardíaca. La razón es su alto contenido en polifenoles que se asocian con un menor riesgo de padecer hipertensión, altos niveles de colesterol y enfermedades metabólicas. 

4. Otras virtudes

También el vino moderado se asocia con efectos positivos para la salud mental, una copa resulta un buen estimulante que tiene beneficios para tratar la depresión y los estados de ánimo alterados, únicamente recuerda que beber en exceso causa el efecto contrario.

Beber un vaso de vino al día es un hábito que promueve la dieta mediterránea, el cual se asocia con maravillosas cualidades para aumentar la longevidad en las personas, esto se debe a sus potentes antioxidantes. A la vez es considerado un buen aliado para disminuir la aparición de enfermedades metabólicas, en especial para combatir la obesidad.

¿Es un hábito saludable?

Todo en esta vida se trata de la moderación, la ciencia ha comprobado que un vaso de vino es perfectamente saludable; siempre y cuando se acompañe de un estilo de vida sano. Es importante que sea parte de hábitos alimenticios positivos, que se destaquen por una dieta con un alto consumo de frutas, vegetales, legumbres, semillas, pescados, cereales integrales, frutos secos y fibra. 

Las investigaciones señalan que como parte de las bases de la dieta mediterránea se promueve el consumo de óptimo de 1 vaso de vino de 150 ml para las mujeres y en el caso de los hombres, de 300 ml. Esta sencilla y deliciosa costumbre puede ser un grandioso complemento para prevenir enfermedades, cuidar la salud cardiovascular y vivir más y mejor.