Demandan a Reese Witherspoon tras lanzar campaña de vestidos gratis

La actriz atraviesa un conflicto con su empresa de ropa Draper James
Demandan a Reese Witherspoon tras lanzar campaña de vestidos gratis
Reese Witherspoon.
Foto: Gregg DeGuire / Getty Images

Reese Witherspoon y su empresa de ropa Draper James, fueron demandadas por un grupo de maestras que afirmó que vivió una estafa tras enviarles información confidencial para participar en una promoción de la marca, reportó The Blast.

Las profesoras Laryssa Galvez, Judith Lindley y Natalie Anderson presentaron una demanda colectiva, por daños no especificados, contra la estrella de ‘Little Fires Everywhere’ quien, a través de su compañía, lanzó un evento para reconocer el trabajo de los instructores durante la pandemia del coronavirus y regalarles un vestido a los que participaran.

“Estimados maestros: queremos agradecerles. Durante la cuarentena los hemos visto trabajando más duro que nunca para educar a nuestros hijos. Para mostrar nuestra gratitud, a Draper James le gustaría regalarles a los profesores un vestido gratis“, se lee en el anuncio promocional.

Las acusantes señalaron a la celebridad de aprovecharse de la pandemia del Covid-19 al ofrecer un vestido nuevo a los maestros que se inscribieran en la promoción, proporcionando su información de contacto personal y de identificación como educador.

“(También se pidieron) Direcciones de correo electrónico de trabajo de los maestros, e incluso copias de las credenciales de trabajo de los empleados: toda la información altamente confidencial que podría ser explotada por ciberdelincuentes, o utilizada o vendida por los demandados (lo cual, resultó, que fue lo que hicieron)“, se detalló en los documentos legales.

En la querella se informó que los ganadores serían notificados antes del 7 de abril, de los cuales sólo se elegirían 250 maestros del millón que participaron en el concurso; las demandantes expresaron que sintieron que todo el concurso de vestidos fue una estafa para crear una valiosa base de datos.

Esta demanda es un intento injusto de explotar las buenas intenciones de Draper James de honrar a la comunidad de maestros regalando cientos de vestidos gratis. El hecho de que los suministros fueran limitados, de tal forma que no se pudo proporcionar un vestido gratis a cada maestro que participó, fue revelado, y no es base para una demanda“, expresó el abogado de la empresa en un comunicado.

“Draper James espera defender este caso, continuar con sus esfuerzos para reconocer las contribuciones extraordinarias hechas por los maestros durante este tiempo de necesidad, y ser reivindicado en la corte”.

POR: Alejandro Vizzuett Díaz