Peloteros jugarán lo que les puedan pagar: Toma forma la temporada 2020 en Ligas Mayores

La Asociación de Jugadores desistió en las negociaciones y da paso para regresar cuando la Liga lo indique

A pesar del distanciamiento todo apunta a que habrá béisbol en 2020.
A pesar del distanciamiento todo apunta a que habrá béisbol en 2020.
Foto: Ronald Martinez / Getty Images

La Asociación de Jugadores de Ligas Mayores desistió de continuar con las negociaciones en la búsqueda de una propuesta que respetara el 100 por ciento de sus contratos salariales adecuados proporcionalmente al número de partidos jugados y le dejó la puerta abierta a la MLB para que defina las fechas y el número de juegos que tendrá la temporada 2020.

Después de más de un mes de negociaciones, en el que la pugna se centró en los sueldos, finalmente el sindicato de peloteros renunció a la intención de seguir haciendo ofrecimientos y alargar la incertidumbre respecto al inicio de la campaña regular en la ‘Gran Carpa’; sin embargo, la relación entre ambas partes saldrá fracturada a pesar de que se juegue en 2020.

“Desde marzo, hemos dejado claro que nuestro objetivo número uno es jugar la temporada más completa posible, lo antes posible, con la mayor seguridad posible”, explicó Tony Clark, director ejecutivo de la Asociación de Jugadores de las Ligas Mayores.

“En los últimos días, los propietarios han denunciado la supuesta falta de rentabilidad de poseer un equipo de béisbol y el Comisionado ha amenazado repetidamente con programar una temporada drásticamente acortada a menos que los jugadores accedan a cientos de millones en nuevas concesiones. Nuestra respuesta ha sido consistente en que tales concesiones son injustificadas, serían fundamentalmente injustas para los jugadores, y que nuestro deporte merece la temporada 2020 más completa posible”, se lee en el documento.

“Como resultado, lamentablemente parece que sería inútil seguir dialogando con la Liga. Es hora de volver al trabajo. Díganos cuándo y dónde”, agregó.

La controversia se centra en que durante marzo, apenas unos días después de la suspensión indefinida a causa del coronavirus, jugadores y equipos habían llegado a un acuerdo de pagar un fondo por adelantado a los peloteros de $170 millones de dólares en caso de que la temporada se cancelara, a cambio de respetar el salario íntegro y solo cobrar la parte proporcional de acuerdo al número de partidos jugados si es que había temporada, sin embargo, no se tomó en cuenta el inconveniente de que los juegos deban hacerse a puerta cerrada, lo que merma las ganancias de los equipos.

“La Asociación de Jugadores entiende que el acuerdo alcanzado el 26 de marzo se basó en el entendimiento mutuo de las partes de que los jugadores recibirían sus salarios completos sólo si el juego se reanudaba delante de los aficionados... La posición de que los jugadores tienen derecho a prácticamente todos los ingresos de la temporada 2020 jugada sin aficionados no es justa para los miles de otros empleados de béisbol que los Clubes y nuestra oficina están apoyando financieramente durante esta muy difícil temporada 2020”, compartió Ligas Mayores en un comunicado.

“Evaluaremos la negativa de la Asociación a adherirse a los términos del acuerdo de marzo y después de consultar con los dueños de equipos, determinaremos el mejor camino para devolver el béisbol a nuestros aficionados”, concluyó.

Te recomendamos:

Sammy Sosa espera que percepción sobre su persona cambie con el documental de ESPN