Cómo evitar que el inodoro se convierta en un foco de infección de coronavirus

Una investigación reveló el peligro oculto en el cuarto de baño, especialmente cuando es público

Cómo evitar que el inodoro se convierta en un foco de infección de coronavirus
El inodoro puede ser una fuente de infección del virus.
Foto: Unsplash

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) son muy claros: el baño debe lavarse y desinfectarse después de cada uso, especialmente si hay un enfermo de coronavirus en casa. Pero ahora que se están retomando las actividades en el país, hay una preocupación de la comunidad médica en torno a los baños que son usados por diferentes personas.

¿Cómo evitar que el inodoro se convierta en un foco de infección de coronavirus? Una investigación publicada en la revista Physics of Fluids, realizada por la Universidad de Yangzhou en China, reveló que al jalar la cadena del toilet, la fuerza del agua puede rociar el aire hasta casi un metro de altura, con partículas infecciosas y fecales incluidas. La vía fecal es considerada una vía de contagio de coronavirus.

“Los resultados de la simulación son alarmantes porque se observa un transporte masivo hacia arriba de partículas de virus, con un 40 a 60 por ciento de partículas que alcanzan el asiento del inodoro, lo que conduce a la propagación del virus a gran escala”, escriben los investigadores.

Cuando una persona con coronavirus usa el inodoro, “debe considerarse como una fuente de infección”, por lo que “el uso inadecuado del baño causará infección cruzada a través de la transmisión fecal-oral entre las personas si no se toman medidas de precaución. Tal infección cruzada generalmente ocurre en baños familiares y baños públicos”, donde una sola persona puede causar “una gran cantidad de infecciones”.

Los autores de esta investigación hacen tres recomendaciones importantes para usar un inodoro que ha sido utilizado por un enfermo de coronavirus o por desconocidos que no sabemos si son portadores del virus:

  1. Bajar la tapa del inodoro antes de descargar, lo que básicamente puede prevenir la transmisión del virus.
  2. Limpiar el asiento del inodoro antes de usarlo, ya que las partículas flotantes del virus podrían haberse asentado en su superficie.
  3. Lavarse las manos cuidadosamente, ya que pueden estar presentes partículas de virus en botones, grifos y manijas de las puertas.