El gobernador de Florida culpa a los agricultores, la mayoría hispanos, del aumento de casos de coronavirus

Aunque el Departamento de Agricultura recuerda que muchos de ellos ya se han ido porque se ha acabado la cosecha

Trabajadores del campo en Homestead, al sur de Florida.
Trabajadores del campo en Homestead, al sur de Florida.
Foto: Getty Images

Nueva polémica en Florida por unas palabras pronunciadas por el gobernador de ese estado, Ron DeSantis. El político señaló que los agricultores, la mayoría hispanos, viajan como “sardinas en autobuses” y viven confinados en viviendas multifamiliares.

Por esa razón, el gobernador culpó a los agricultores de ser los culpables del aumento de casos de COVID-19.

Te puede interesar: El alcalde de Miami no descarta paralizar la reapertura si continúan los casos de coronavirus

Sin embargo, el vocero del departamento de Agricultura se apresuró a salir del paso y recordó que muchos trabajadores se fueron del estado hace varias semanas ya que las cosechas han terminado.

Por su parte, Claudia González, de la asociación de campesinos de Florida, dijo que “la autoridad ha debido exigir mascarillas desde el principio”.

Florida podría convertirse en el nuevo epicentro del coronavirus y crece la preocupación por cómo se está manejando esta crisis. Tanto el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, como de la ciudad, Francis Suárez, han dicho que, de momento, no se va a avanzar a la siguiente fase de reapertura.

Te puede interesar: Un joven desnudo entra en una escuela de Miami, cerrada por coronavirus, y destroza el interior: quedó captado en cámara

Además, las autoridades ya han avisado que van a poner “mano dura” a aquellos que no cumplan con las normas de distanciamiento social o del uso de mascarillas en lugares públicos. Hay la sensación de que la población se ha relajado y que el brote se está expandiendo a una gran velocidad.