Ordenan cerrar Los Angeles Apparel porque tiene más de 300 enfermos y 4 muertes por COVID-19

Autoridades de salud del condado de L.A. citaron los trabajadores enfermos, las muertes y violaciones de protección contra la pandemia para el cierre de Los Angeles Apparel

Las fábricas de ropa están obligadas proteger a sus trabajadores durante la pandemia.
Las fábricas de ropa están obligadas proteger a sus trabajadores durante la pandemia.
Foto: Archivo/Guillermo Legaria / Getty Images

Un brote de coronavirus causó la suspensión indefinida de las operaciones de Los Angeles Apparel, una compañía de diseño, producción y distribución de ropa con sede en el centro-sur de Los Ángeles.

Las autoridades sanitarias del condado hallaron durante una investigación en Los Angeles Apparel más de 300 trabajadores enfermos con COVID-19 y cuatro muertes relacionadas con la enfermedad, y anunciaron el cierre indefinido de los establecimientos de esa empresa.

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles dijo en un comunicado que primero cerró las operaciones del fabricante de prendas del sur de Los Ángeles el pasado 27 de junio, después de que los inspectores encontraron “violaciones flagrantes” de las órdenes de control de infecciones de salud pública y la falta de cooperación de la compañía con un investigación de un brote de coronavirus reportado.

El jueves de esta semana, tras hallar los casos de trabajadores enfermos y muertos por la pandemia, el departamento ordenó la suspensión continua de las operaciones de Los Angeles Apparel.

“Es una tristeza escuchar de fallecimientos de trabajadores en Los Angeles Apparel. Esperamos que esto aumente la conciencia de la necesidad urgente de proteger a los trabajadores, y que los trabajadores sepan que tienen derechos”, dijo Marissa Nuncio, directora del Centro de Trabajadores del Vestido.

“La muerte de cuatro trabajadores dedicados a la confección es desgarradora y trágica”, dijo la directora de salud pública del condado, Barbara Ferrer, en el comunicado. “Los propietarios y operadores de empresas tienen una responsabilidad corporativa, moral y social con sus empleados y sus familias para proporcionar un ambiente de trabajo seguro que cumpla con todas las directivas de los oficiales de salud: esta responsabilidad es importante, ahora más que nunca, mientras continuamos luchando. este virus mortal”.