Matías Almeyda narra la angustia que sintió al enterarse del infarto cerebral de Benjamín Galindo

Almeyda y Galindo forjaron una amistad cuando estuvieron juntos en Chivas
Matías Almeyda narra la angustia que sintió al enterarse del infarto cerebral de Benjamín Galindo
Matías Almeyda está apoyando a Galindo.
Foto: Imago7

La recuperación de Benjamín Galindo, tras el infarto cerebral que sufrió el mes pasado, continúa evolucionando, un episodio que ha sido complicado para él y su familia, pues estuvo en riesgo su vida; pero hubo otra persona que también resintió lo ocurrido: Matías Almeyda.

El técnico del San José Earthquakes, de la MLS, explicó que a pesar del problema de salud de Galindo, continúa trabajando como su auxiliar desde casa.

“Sí, es una manera de que siga participando con nosotros, por ahí ve algo que no vemos desde acá y también para que sepa que es parte, no lo dejamos, no lo voy a dejar, hasta que se cansé y es para que vea la confianza que le tenemos al trabajo“, señaló en entrevista para TUDN.

El “Pelado” explicó que desde que comenzó la pandemia por el coronavirus se buscó que Galindo pasara la cuarentena en México, además narró cómo fue que se enteró de lo que había ocurrido con el ‘Maestro’.

“Entramos en cuarentena y pedí al club que lo dejarán ir a México, su familia estaba en México y gracias a Dios se fue. Un día a las 7 de la mañana me llama Benji, su hijo desesperado, yo estaba durmiendo, no entendía nada, él tampoco podía hablar. Comencé a hacerle preguntas y obviamente una llamada a las 7 de la mañana era porque algo feo estaba pasando y sí pensé que se había contagiado de coronavirus, hasta que me dijo de su problema del coágulo“, explicó.

Almeyda no solo es compañero de trabajo de Galindo, su relación va más allá. Cuando coincidieron en Chivas forjaron una gran amistad, y esta fue una noticia difícil de asimilar para el argentino.

Fue como un baladazo de agua fría porque Benja es una persona que siempre quiere jugar con la pelota, tiros libres, futbol tenis, ama el futbol y sumado a esa persona diferente en este mundo nos golpeó a todos, pero estamos contentos que está vivo, luchando y con posibilidades de mejorar muchísimo”, dijo Almeyda.

El técnico de San José recordó que precisamente en el Rebaño, Galindo fue como un guía para él.

Una persona que me puso Dios en el camino, que me hizo conocer un montón de gente en Guadalajara, amigos, una gran persona, sincera, humilde, tranquilo, una persona que transmite paz, que tiene más años que yo y he aprendido muchas cosas, lo extraño y la vida me ha dado un nuevo amigo. Me contó hace un año más o menos porque siempre hablamos de la época que jugamos y me dijo ‘sí cabrón y me metiste una gran patada’ y ‘por ahí fue sin querer Benja, eras muy hábil'”, relató el Pelado.

Almeyda comentó que hace unos días estuvieron en contacto a través de videollamada con todo el grupo, y reiteró que lo esperarán el tiempo que sea necesario, pues confían en que seguirá evolucionando favorablemente.