Ted Cruz advierte: si demócratas ganan Texas “es el fin” de republicanos en Congreso y presidencia

El senador reconoce que la entidad es un pieza clave las elecciones de noviembre
Ted Cruz advierte: si demócratas ganan Texas “es el fin” de republicanos en Congreso y presidencia
El senador Ted Cruz estuvo a punto de perder su escaño en 2018.
Foto: Sergio Flores / Getty Images

El senador Ted Cruz advirtió en la Convención Estatal del Partido Republicano en Texas que si los demócratas ganan esa entidad podrían perder el Congreso y la presidencia en noviembre.

“Si los demócratas ganan Texas es el fin”, dijo Cruz en video a los asistentes virtuales a la convención.

El republicano retuitéo dos videos publicados por The Hill de su mensaje virtual a la convención, donde destacó que los 38 votos electorales de Texas la vuelven única para el proceso 2020.

“Texas es el objetivo más grande para la izquierda en 2020, políticamente hablando”, indicó. “Hay 38 votos electorales en juego. Hay un escaño en el Senado de los Estados Unidos en juego. Y Texas es la clave para la dominación nacional en los años venideros”.

En esa entidad, el voto latino será clave, según diversos grupos de promoción del sufragio, como el Centro de Participación de Votantes (VPC), el Centro de Información al Votante (CVI) y Voto Latino.

En una reciente encuesta en seis estados clave de 2020: Arizona, Florida, NevadaCarolina del Norte, Pensilvania y Texas, se reveló que la mayoría de los hispanos votarían por el exvicepresidente Joe Biden y no por el presidente Donald Trump, pero el porcentaje de intención es menor que el registrado por Hillary Clinton en 2016.

“El exvicepresidente disfruta de un índice de aprobación positivo neto respetable, pero no abrumador, de 25 puntos entre los latinos (57 por ciento lo aprueba, 32 por ciento lo desaprueba), dejando mucho espacio para el crecimiento”, señala el informe. “En febrero, Biden tenía un 67 por ciento de apoyo entre los latinos, hoy siete puntos por debajo”.

En esa entidad, el propio Cruz estuvo a punto de perder su posición en el Senado en la elección de 2018, cuando el exaspirante a la presidencia Beto O’Rourke logró 48.3% de los votos contra el 50.9% del republicano.