Acusan a sindicato de Patrulla Fronteriza de “papel importante” en redada masiva

"Estos no son los deseos del presidente Trump y espero que esto cambie pronto”, escribió el presidente del sindicato
Acusan a sindicato de Patrulla Fronteriza de “papel importante” en redada masiva
30 agentes de la Patrulla Fronteriza fueron al campamento de migrantes de una organización.
Foto: HERIKA MARTINEZ / AFP / Getty Images

El grupo de ayuda humanitaria No Más Muertes acusó este miércoles al Sindicato de la Patrulla Fronteriza de “jugar un papel importante” en la ejecución de una masiva redada de 2017 en el campamento de la organización humanitaria en Arizona, así como de la participación de miembros del grupo élite BORTAC en la misma.

Registros obtenidos recientemente por No Más Muertes por medio de una petición amparada en la Ley de Libertad de Información incluyen un correo electrónico que hace referencia a un testimonio del presidente del Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza, Brandon Judd, ante el Comité de Asuntos Gubernamentales y de Seguridad Nacional del Senado en marzo de 2017.

El grupo humanitario, dedicado a evitar muertes de inmigrantes indocumentados en la zona desértica cerca de la frontera con México, aseguró hoy en un comunicado que esta referencia al testimonio de Judd sobre cifras de detenciones y el uso de polígrafos influyó para que se ejecutara la redada ese año.

En el correo electrónico, cuyo nombre y dirección de autor fueron cubiertos con tinta negra, Judd expresa su preocupación sobre la “dirección” que estaba tomando la Patrulla Fronteriza.

En el mensaje enviado a funcionarios dentro de la Patrulla Fronteriza se indica cómo el 13 de junio de 2017 se detectó que por lo menos cuatro inmigrantes indocumentados llegaron al campamento de No Más Muertes ubicado en Arivaca, Arizona.

El autor del correo electrónico, que fue enviado cuatro horas antes de la redada, puntualiza que “en el pasado el camino diplomático no ha funcionado con este grupo”, en alusión a No Más Muertes, indicando que varios autos se han visto salir del lugar desde que los migrantes llegaron al campamento.

Cuestiona por qué no se ha conseguido una orden de cateo y por qué el sistema de operaciones no ha cambiado desde que terminó la Administración del presidente Barack Obama (2009-2017).

“Puedo estar equivocado, pero creo que estos no son los deseos del presidente (Donald) Trump y espero que esto cambie pronto”, dijo el autor del correo electrónico obtenido por No Más Muertes.

La redada fue ejecutada el 15 de junio de 2017 cuando alrededor de 30 agentes de la Patrulla Fronteriza llegaron al campamento de la organización, mientras varios helicópteros de la agencia sobrevolaban el lugar y 15 camionetas lo rodeaban.

Al final fueron arrestados cuatro migrantes que habían llegado al campamento a solicitar ayuda médica.

Por medio de la información obtenida recientemente, el grupo humanitario asegura que durante el operativo participaron por lo menos dos agentes de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza (BORTAC).

Esa unidad ha acaparado recientemente la atención a nivel nacional por su participación y actos violentos para controlar manifestaciones en favor del movimiento de Black Lives Matter.