Tiburones blancos entre los bañistas de las playas del sur de California

Son ejemplares jóvenes los que tienden a mezclarse con las personas, sin realizar ningún ataque por el momento

En una mañana nublada, investigadores de tiburones del Gobierno de California en Long Beach siguieron a un joven tiburón blanco mientras se abría camino a lo largo de la costa frente a Del Mar, en el condado de San Diego.

Utilizando un avión no tripulado para detectar al animal y un bote inflable para seguirlo, rastrearon el camino del tiburón a través del arrecife rocoso, comprobando que se mezcló con los surfistas.

Las imágenes que capturaron no representaban ningún comportamiento extraño del depredador entre los bañistas, sino un hecho cotidiano en la costa del sur de California.

Los nuevos tiburones blancos, conocidos popularmente como grandes blancos, son visitantes regulares que comparten el mar con bañistas a diario, según revelan nuevos estudios.

A pesar de las películas de terror clásicas, los tiburones blancos jóvenes se mezclan y nadan todos los días entre surfistas, nadadores y practicantes de remo. Generalmente no se producen incidentes.

“Hay muchos tiburones este verano, y la gente está dentro del mar, con ellos alrededor. Los tiburones no les atacan”, dijo a L.A Times Chris Lowe, profesor y director del Laboratorio de Tiburones de Cal State Long Beach.

Cuando ocurren los ataques, pueden ser catastróficos, como el ataque fatal al triatleta de Solana Beach, Dave Martin, en 2008; o la lesión en la pierna al nadador Leeanne Ericson, producto de un ataque que sufrió en San Onofre en 2017.

El Comité de Investigación Shark, un grupo sin fines de lucro que rastrea la actividad de los tiburones en la costa oeste, ha documentado más de 100 ataques de tiburones en la costa del Pacífico desde 2000, incluidas seis muertes.

Lowe y su equipo están estudiando cuándo y dónde aparecen los tiburones blancos y qué circunstancias conducen a ataques para mejorar la seguridad de la playa. El equipo mide la temperatura, la disponibilidad de presas y otros factores ambientales, junto con la actividad humana en el océano. Están trabajando estrechamente con los socorristas en las playas del sur de California para analizar cómo las personas se comportan en el agua y qué sucede durante las interacciones con los tiburones blancos.

“Nuestro objetivo es aprender más sobre los patrones de conducta para poder predecir dónde y cuándo aparecerán“, dijo Lowe. “Al trabajar con socorristas, se pueden tomar decisiones sobre cuándo colocar carteles, cuándo cerrar playas si aparecen. Y luego podemos hacer llegar eso al público para que puedan modificar su comportamiento si es necesario ”.

El equipo ha estado marcando tiburones blancos en las playas a lo largo de la costa del sur de California, utilizando transmisores acústicos que registran sus movimientos. En lo que va del año, han etiquetado a unos 30, la mayoría de ellos frente a Ventura y Santa Bárbara, algunos frente a la costa central y solo uno en Del Mar.

Los tiburones blancos se congregan en puntos calientes como Santa Bárbara, Ventura, la bahía de Santa Mónica, el área de Long Beach-Huntington Beach y el área de San Clemente-San Onofre, dijo Patrick Rex, un estudiante de posgrado en el Shark Lab.

Los investigadores han instalado boyas que registran la información de los anfibios. Recogen los datos mensualmente y los comparten con los socorristas, dijo Lowe. El equipo también ha desarrollado una boya con un sensor en tiempo real que alertará a los socorristas y a los científicos por mensaje de texto cada vez que nada un tiburón blanco.

Además, utilizan drones para registrar el movimiento de los tiburones entre las personas detro del agua.

“Observamos cuántos tiburones están cerca de las personas, y también observamos cómo se comportan los tiburones cuando están cerca de las personas”, dijo Lowe.

La mayoría de los tiburones que se encuentran en el sur de California no son gigantes como los que aparecen en “Shark Week” o el enorme tiburón hembra conocido como “Deep Blue”, grabado en video en la isla de Guadalupe en México. Los tiburones blancos pueden crecer hasta 20 pies o más, según un perfil de especies de la NOAA, y vivir hasta 70 años, dijo Lowe.

Sin embargo, los que están cerca de la costa son jóvenes, que van desde recién nacidos hasta varios años: “bebés” o “tiburones pequeños”, como se refieren a ellos los investigadores Rex y James Anderson de Shark Lab.

Son pequeños, pero no dejan de ser tiburones. A lo largo de la costa del sur de California, los bañistas nadan sin saberlo junto a estos pequeños tiburones blancos.

“Llevamos un año en un estudio que durará otro más, un total de dos años, y durante el verano, como habíamos visto por nuestros datos de etiquetado, la gente está en el agua cerca de estos tiburones blancos con bastante frecuencia y no lo saben”, dijo Lowe.