¿Cuándo es necesario asistir al dermatólogo si sufres de acné?

El paciente puede tomar consciencia de la importancia o gravedad de la enfermedad con la consulta médica

¿Cuándo es necesario asistir al dermatólogo si sufres de acné?
Foto: Shutterstock

Acudir al dermatólogo por un caso de acné no es lo más común, pero es probable que sea el mejor modo de proceder con el tratamiento más adecuado en pro del cuidado de nuestra piel. Aquí hablaremos un poco más sobre el tema.

¿Cuándo consultarse por acné?

Según dice el Dr. Marcus Reinholz en esta entrada del portal de Eucerin, cuando se presenta el acné, hay que consultar al médico de familia o dermatólogo lo antes posible para controlar los síntomas y evitar consecuencias a largo plazo, como las cicatrices. Según él, tratar el acné de manera autónoma solo retrasa el tratamiento correcto y adecuado.

El Dr. Reinholz afirma que los farmaceutas pueden recomendar productos de cuidado para la piel antes de que procedas con la consulta formal, pero esto no es un reemplazo del contenido propio de una consulta médica.

Utilidad de la consulta dermatológica

acne-1606765_960_720
Foto: Pixabay

El Dr. Reinholz indica que el dermatólogo se encuentra capacitado para realizar un historial médico detallado que indique, entre otras cosas, desde cuándo sufres de acné, la gravedad y las medidas que has tomado contra él.

Posteriormente, se realiza un examen de la piel que suele enfocarse en los brazos, espalda, cuello, hombros y la cara. De este examen parte un diagnóstico experto y una recomendación para la piel y el acné.

La consulta médica es útil también para que el paciente tome consciencia de su enfermedad y la gravedad de la misma de manera que visualice la importancia de seguir el tratamiento de manera responsable.

En conclusión, sí es recomendable que acudas a un dermatólogo para tener información más segura y fiable de tu brote de acné de manera que tu modo de proceder sea el más apropiado y así tener la menor cantidad de repercusiones posibles en tu rostro y salud cutánea.