Paleteros ‘rayan’ en ventas durante la ola de calor

Indican que la necesidad los hace salir a ofrecer su producto en medio de temperaturas abrasadoras

Paleteros ‘rayan’ en ventas durante la ola de calor
Protegidos con sombreros y mascarilla salieron a trabajar. (Archivo)
Foto: Impremedia

Obligados por la necesidad de trabajar, en medio de una peligrosa ola de calor —que supera los 100 grados— y amenazados por la pandemia del coronavirus, decenas de paleteros de Los Ángeles salieron este sábado a ofrecer sus helados como cada día de la semana.

“Al ratito me pongo una camisa de manga larga para protegerme del solazo”, dijo Samuel Montejo, de 30 años, un mexicano del estado de Campeche. “También traigo mi sombrero de paja para cubrirme la cabeza”.

Ayer a mediodía, este trabajador latino se encontraba en la esquina de la calle 22 y la avenida Central, en el sur centro de Los Ángeles. Se dirigía a la zona céntrica de la ciudad, con la esperanza de vender los $100 dólares que llevaba en mercancía.

“Trabajo unas 8 o 9 horas, así que imagínese, aunque uno sienta que se sofoca, ni modo, hay que aguantar”, dijo. “Quiero trabajar duro porque ya me iré dentro de dos años. Allá tengo a mi familia, mi esposa y mis hijos Francisco Fabián y Montserrat”.

Samuel tiene planes de regresar a su tierra. Y no lo quiere hacer con las manos vacías.

Dice que allá tiene su “ranchillo”, donde su padre le cuida un rebaño de 30 borregos que ha comprado a lo largo de 15 años, desde que emigró por primera vez a Estados Unidos.

Samuel no es el único paletero que debió lidiar con la histórica ola de calor que se apoderó del Sur de California, donde se registraron en dicha área temperaturas máximas de hasta 103 grados, a las 3:00 p.m.

En King’s Ice Cream, un local comercial propiedad de Adán Reyes, el estudiante de preparatoria Ángel Méndez, de 17 años, surtió su carrito de paletas y se fue por la avenida Central en dirección norte hacia el centro de Los Ángeles para vender su mercancía.

“Lo que gano lo uso para la comida y para ayudar a mis padres”, dijo el joven quien aspira a convertirse en maestro de música.

De acuerdo con los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) para el feriado del Día del Trabajo, se registrarían récords de temperatura en áreas del Valle de San Fernando, donde se esperaban registros de hasta 118 grados, en Woodland Hills y Calabasas.

En Van Nuys el mercurio llegará a los 113 grados en ambos días; 112 grados en North Hollywood y entre 112 y 114 grados en Santa Clarita.

Delia Joaquín Gallardo, de 59 años, oriunda de Jalisco, México, dijo a La Opinión que, durante la crisis el negocio ha bajado y que por eso hay que aprovechar esta ola de calor.

“Desde que tenemos esta pandemia [del coronavirus] se vende poquito”, declaró. “Yo vivía en un cuartito donde pagaba $600 al mes, pero ahora duermo en la recamara de una casa y pago $300; me tuve que cambiar porque no había dinero para la renta”.

A la 1:00 p.m. del sábado, en Van Nuys se registraron 112 grados, 109 en Pasadena y 108 en Burbank, mientras que en el centro de Los Ángeles la temperatura estaba en 96 grados.En Anaheim se esperaban 113 y 114 grados para el sábado y domingo, y 114 en Fullerton.

Delia Joaquín Gallardo salió este sábado con el objetivo de completar dinero para la renta / fotos: Jorge Luis Macías.

A cuidarse

Para enfrentar los estragos del calor y cualquier posibilidad de infección del coronavirus Bertha Arce, una mujer peruana de 48 años iba bien protegida: sombrero de paja, lentes oscuros, blusa de manga larga, desinfectante para las manos, una botella de alcohol, servilletas y su almuerzo de “lentejitas con pollo”.

“Yo vendo paletas desde hace unos 10 años; ahorita voy para los callejones porque a veces vienen las familias con niños”, contó.

“Yo no le tengo miedo al coronavirus, pero al que viene a querer comprar paletas y no trae máscara cubrebocas no les vendemos; estamos educando a la gente para que se cubra; les decimos que ya no traemos mercancía y se van”.

En medio de la ola de calor, el Servicio Meteorológico Nacional también ha advertido sobre la amenaza de incendios y el Operador del Sistema Independiente de California (Caiso) que regula la energía emitió una Alerta Flex, que es un llamado a la conservación voluntaria de energía que estará en vigor de 3:00 p.m. a 9:00 p.m., hasta el lunes.

Samuel Montejo tenía planeado pasar en la calle unas ocho horas.