Se consume California entre incendios, pandemia y una ola de calor

El gobernador Gavin Newsom proclamó emergencia por incendios en los condados de Fresno, Madera, Mariposa, San Bernardino y San Diego.

El incendio Creek en Fresno. EFE
El incendio Creek en Fresno. EFE
Foto: EFE / EFE

La señora Consuelo Medina dice que un incendio que rápidamente consumió miles de acres cerca de Alpine, en las montañas de San Diego, creció tan rápido que parecía “que no era cierto, que no era real”.

“Nosotros estábamos en la casa, no queríamos salir porque hacía de verdad mucho calor, pero primero nos llegó al celular una alerta de incendio que decía que teníamos que evacuar esta zona, y ya al ratito el sheriff y unos bomberos llegaron a apresurarnos a los vecinos y a mí”, dijo la señora.

Platicó por teléfono con La Opinión que “sí nos dábamos cuenta que olía a quemado, pero pensábamos que era solo el calor; cuando salimos de la casa porque nos ordenaron, válgame Dios; aquellos estaba muy feo, el cielo cubierto con una nube grandota, muy oscura, y se alcanzaban a ver algunas llamas y las luces de los camiones de bomberos”.

Californianos tartan de escaper al fuego. /EFE

Salió con sus hijos con pocas cosas que pudieron recoger. Entre los artículos que la familia se aseguró de llevar fueron sus mascarillas y el gel antibacterial.

La mañana de este lunes la señora Medina no sabía cómo estaba su casa, se dirigía a una escuela preparatoria que serviría como refugio mientras lo necesitaran su familia y otros vecinos.

Si algo le pasó a la casa, dijo, “ya veremos qué hacemos; lo importante es que mis hijos y yo estamos a salvo”. Su esposo salió a trabajar a otro condado pero están en contacto.

En solo unas horas el incendio Valley había consumido 10,500 acres en las montañas al este de San Diego, unas cuatro millas al norte de la frontera del poblado de Tecate, México.

Es el incendio más reciente de una ola de 24 siniestros activos en California que ha consumido más de un millón de acres de terrenos y por los que el  gobernador Gavin Newsom declaró este lunes emergencia en varios condados.

De acuerdo con informaciones que proporcionó a La Opinión el Departamento Forestal de California, los incendios habían consumido hasta la mañana del lunes un millón 118,172 acres, pero solamente de nueve incendios que son responsabilidad de los bomberos estatales; aparte hay otros once incendios en bosques y parques nacionales que son responsabilidad forestal federal.

El gobernador Gavin Newsom proclamó emergencia por incendios en los condados de Fresno, Madera, Mariposa, San Bernardino y San Diego.

El mandatario estatal ordenó que la Guardia Nacional de California ayude a la población en las zonas de desastre.

Los tres incendios más recientes, que comenzaron en el fin de semana, fueron el Creek que ha consumido casi 80,000 acres en el condado de Fresno, controlado en cero por ciento; el siniestro El Dorado en el condado de San Bernardino con cerca de 8,000 acres y controlado en 7 por ciento; y en la frontera el Valley, controlado en 1 por ciento.

Los incendios, en lo que va de la temporada desde marzo, han consumido 1.8 millones de acres y destruido 3,200 estructuras, pero son solo una de una serie de situaciones difíciles que enfrenta California en las últimas semanas.

Además de ser el estado con docenas de incendios activos y enormes territorios consumidos, California es el estado con más casos positivos de COVOD 19, más de 700,000; tiene uno de los desempleos más elevados, con más de 8.1 millones de personas sin trabajo, y para colmo enfrenta una ola de calor sin precedentes.

El domingo el condado de Los Ángeles registró la mayor temperatura de su historia, 121 grados Fahrenheit, lo que superó 119 grados registrados también en un día de verano del 2006.

El Servicio Climatológico estadunidense reportó temperaturas entre 119 y 121 grados Fahrenheit para la mayoría del sur de California.

En COVID 19, el estado reportó este lunes más de 740,800 casos confirmados; 13,737 personas han perdido la vida durante la pandemia.

En la preparatoria Steele Canyon High School, la señora Consuelo dijo que les habían instalado con distancia apropiada para prevenir contagios, y hay aire acondicionado, pero “¿sabe? Todos necesitamos un descanso, este ha sido un año muy difícil y yo digo que nos ha tocado más duro en California”.